Nada le venía mejor a la bolsa americana para terminar esta semana que una avalancha de buenos resultados procedentes del sector líder en Wall Street. Ya no solo es el Nasdaq, la ponderación de la tecnología en el S&P 500 ronda el 25%, con lo que las sorpresas positivas en Amazon, Alphabet, Microsoft e Intel no es nada más que una inyección más de gasolina para las compras.

Las cuatro compañías publicaron sus cuentas al cierre del jueves, con lo que el impacto de sus resultados se está viendo esta jornada, ya que todas superaron las expectativas que habían puesto sobre ellas el consenso de analistas que sigue al sector.

De entre todas destacan las mejoras de las tres primeras gracias a la buena evolución del negocio de la nube, “cloud computing”. Tanto los consumidores como las compañías están confiando cada vez más en internet no solo para hacer funciones de almacenaje, sino para otras labores: software, almacenamiento de aplicaciones….

Esto se ha traducido en un aumento de las ventas para Amazon y un incremento de las búsquedas a través de plataformas móviles para Google.

Intel, por su parte, ha conseguido reconducir su negocio de venta de semiconductores para las grandes corporaciones, que son las que necesitan cada vez más microprocesadores para la nube.

Amazon: las ventas y los beneficios superaron las previsiones gracias a su estrategia de expandirse en nuevos negocios. El número de suscripciones de usuarios Premium creció un 59% y los ingresos se situaron en 2.400 millones de euros.

Las ventas de la unidad de la nube aumentó un 42% y la compra de Whole Foods incrementó el beneficio operativo en 21 millones de dólares.

En general, las ventas de la firma de comercio electrónico se incrementaron en un 34%, hasta 43.700 millones de dólares y el beneficio por acción fue de 0,53 dólares, frente a 0,3 de un año antes.

Las subidas de la acción hacen que su fundador, Jeff Bezos, sea 6.600 millones de dólares más rico que ayer.

Alphabet: la compañía incrementó un 23% sus ventas en el tercer trimestre hasta 19.700 millones de dólares con un gran impulso del negocio de la nube.

En concreto, la firma mejoró un 24% las ventas, hasta 27.8000 millones de dólares. El beneficio por acción fue de 9,57 dólares por título, mejor de los 8,33 que pronosticaba el consenso.

Microsoft: la apuesta por el negocio de la nube de su CEO Satya Nadella sigue dando resultado. Su unidad Azure, es la segunda más importante del mundo en el cloud computing, solo por detrás de Amazon. Los ingresos de esta unidad crecieron un 90% el pasado trimestre.

Por si fuera poco, el área de venta de hardware creció un 12% gracias a la puesta en el mercado de sus nuevos portátiles.

Las ventas de la empresa se situaron en 24.500 millones de dólares frente a los 233.560 previstos. El beneficio por acción fe de 0,84 dólares, frente a los 0,72 previstos.

Intel:  la compañía publicó un aumento de las ventas de un 2%, hasta 15.730 millones de dólares. El beneficio se incrementó en un 26%, hasta 80 centavos por acción.