Wall Street cerró el viernes con ganancias destacadas (Dow Jones: +1,26%; S&P 500: +1,12%; Nasdaq: +0,73%) tras la publicación del Informe de Empleo de noviembre. El dato "estrella" de la semana superó previsiones pero, al contrario de lo previsto por muchos analistas, la renta variable reaccionó al alza. Los expertos afirman que la recuperación del mercado laboral acerca la retirada de estímulos de la Reserva Federal, algo en teoría negativo para los activos de riesgo.

Sin embargo, Mark Zandi, economista jefe de Moody's Analytics, comentaba a finales de la semana pasada que “la Fed esperará hasta marzo (para reducir sus estímulos) por varias razones. La primera, quieren estar seguros de que es una tendencia y no una mejora temporal en el crecimiento. Y la razón por la que la Fed estará nerviosa sobre esto es porque el PIB está subiendo alrededor del 2% en el cuarto trimestre”.

Este experto añadía, como segunda razón, “que la Fed querrá ver cómo evolucionan las disputas sobre el presupuesto en Washington, para asegurarse de que los políticos no perjudican a la economía. La inflación es muy baja, así que tienen espacio para esperar”.

En este sentido, Jim Russell, gestor de US Bank Wealth Management, explicaba el viernes que “la buena cifra de empleo puede ser aceptada más fácilmente, porque el mercado había cotizado a la baja estos últimos días, anticipando que íbamos a conocer un buen dato. Y, desde luego, así ha sido”. También añadía que “parece que el mercado está cada vez más cómodo con un escenario de tapering, en paralelo con una economía más fuerte”.


Por su parte, Capital Economics opina de manera diferente, y señala que los datos “dan a la Fed todas las evidencias que necesita para comenzar a retirar sus compras de activos en la próxima reunión del FOMC del 18 de diciembre. Durante los últimos cuatro meses, la media de creación de empleo ha sido de 200.000”.

Estos expertos añaden que “los números de noviembre han sido buenos en general, con todos los sectores mostrando una mejoría. La caída en la tasa de paro se ha debido a un rebote de 818.000 en la medida de empleo familiar, que ha más que contrarrestado la caída de 735.000 registrada el mes pasado por el cierre del Gobierno. La fuerza de trabajo también ha rebotado en 455.000, elevando la tasa de participación hasta el 63,0% desde el 62,8%”.

ECONOMÍA

La economía norteamericana creó 203.000 puestos de trabajo el mes pasado, por encima de los 180.000 previstos. Por su parte, la tasa de paro bajó hasta el 7%, por debajo del 7,2% previsto. Además, el dato de septiembre se revisó al alza, hasta 175.000 desde 163.000. La creación de empleo en octubre se revisó a la baja, hasta 200.000 desde 204.000.

El presidente de la Reserva Federal de Filadelfia, Charles Plosser, considera “bastante positivos” los datos, y prevé una tasa de crecimiento del PIB del 3% en 2014. También dijo que “sería sabio comenzar a reducir la QE3”.

Por otra parte, el viernes conocimos que el gasto del consumidor aumentó un 0,3% en octubre; mientras los ingresos personales se redujeron un 0,1%. La tasa de ahorro cayó hasta el 4,8% desde el 5,2%.

La confianza del consumidor, elaborada por la Universidad de Michigan, superó previsiones en diciembre (82,5 frente a 76,5 esperado).

EMPRESAS

Google marcó el viernes un nuevo máximo histórico en precios de cierre en 1.069,87 dólares. Su capitalización ha subido hasta 356.600 millones de dólares.

Los expertos de Citi elevaron a finales de la semana pasada a Intel (+2%) hasta comprar desde neutral. Citan como principal razón la estabilización de la demanda corporativa para ordenadores personales.

Big Lots (-12%) publicó el pasado jueves por la noche una pérdida trimestral de 17 centavos, por encima del BPA negativo de 8 centavos anticipado por el consenso. Además, sus estimaciones para el 4T se situaron por debajo de lo esperado.

La firma BMO ha elevado su consejo sobre LinkedIn (+2%) hasta sobreponderar desde mantener. Prevé que la empresa lance sus servicios en China próximamente.

SECTORIALES

Las mayores ganancias se registraron el viernes en Seguros (+2,6%) y Servicios de Empleo (+2,5%).

Las mayores pérdidas se vieron en Metales Preciosos (-3%) y Carbón (-2%).

VOLUMEN Y BALANCE

En el NYSE se negociaron 3.032 millones de acciones, mientras en el Nasdaq se movieron 1.709 millones.

Las acciones que subieron superaron a las que bajaron en una proporción de 3 a 1 en el NYSE y de 2 a 1 en el Nasdaq.

César Pérez-Obanos