Estados Unidos creó 222.000 empleos en junio, por encima de las previsiones de entre 179.000 a 180.000 que barajaba el consenso.

La tasa de paro, no obstante, aumentó en una décima hasta el 4,4%, frente al 4,3% del mes anterior. Este incremento refleja un aumento de la tasa de participación, que se elevó desde el 62,7% hasta el 62.8%.

Otra de las variables positivas de este dato del empleo en junio es el aumento de las horas trabajadas a la semana desde 34,4 hasta 34,5.  

Sin embargo, sigue decepcionando el salario por hora trabajada, que solo ha subido un 0,2% frente al 2,5% que aumentó en el mismo mes del año anterior.  Los expertos esperaban que los salarios aumentaran un 0,3%. El dato es importante, porque es uno de los componentes que inciden en la creación de inflación, uno de los ratios más vigilados por la FED a la hora de subir tipos. Además, también se ha revisado a la baja el dato de mayo, hasta 0,1%.

Tampoco gusta a los expertos que haya aumentado el número de personas que trabajan a tiempo parcial, que ya representa un porcentaje del 8,6% en junio.

En la revisión del dato anterior, se  ha tocado al alza el de creación de empleo de mayo que pasa hasta 152.000 frente a 138.000 inicialmente estimados. 

 

Dato de empleo