El selectivo estadounidense consiguió tocar sus máximos históricos el día que la FED decidió no iniciar el tapering y alcanzó el nivel de 1.725 puntos. (Ver noticia)

Una carrera que inició en 2009, cuando la Reserva Federal puso en marcha sus programas de estímulos y que ha permitido al S&P subir más de un 150% desde ese momento. (¿La Bolsa está barata o cara?)

Los Indicadores Premium muestran que el índice está en fase alcista, con una puntuación de 9 en una escala que va del 0 al 10. Su tendencia tanto a largo, como a medio plazo es alcista y la volatilidad en cualquier periodo es decreciente.