Los principales índices de la bolsa de Nueva York registran caídas en torno al 1%, continuando con el tono negativo de las últimas jornadas, agravado en la sesión de ayer, ante los temores de una guerra comercial después de que el presidente Donald Trump anunciase aranceles a las importaciones de acero y aluminio. Así, el Dow Jones se aleja de los 25.000 puntos.

Apertura con descensos en Wall Street tras las caídas que registró en la jornada de ayer después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, afirmase que firmará "la próxima semana" aranceles del 25% a las importaciones de acero y del 10% a las de aluminio de algunos países y que estarán en vigor "por un largo periodo de tiempo".

"Las vamos a firmar la próxima semana. Y tendrán protección por un largo periodo de tiempo", señaló Trump tras un encuentro con líderes empresariales en la Casa Blanca, en el que no mencionó los países afectados.

Trump tenía hasta mediados de abril para decidir qué medidas adoptar después de que el Departamento de Comercio le enviase un informe sobre los efectos de las importaciones de esos productos sobre "la seguridad nacional" de EEUU, en el que recomendaba aplicar estos aranceles o cuotas.

El analista de XTB Francisco Sánchez-Matamoros explica que los mercados bursátiles están en números rojos, ya que los operadores están preocupados por una guerra comercial tras las declaraciones de ayer del presidente de EEUU. “Cuando se trata de tarifas, puede ser un juego de ojo por ojo, y los inversores estarán preocupados por una posible reacción de personas como China. El anuncio de estas tarifas está mal sincronizado, ya que la recuperación en los mercados bursátiles mundiales comenzó a mostrar signos de deslizamiento, y ahora los distribuidores están vendiendo acciones” añade.

Asimismo, el experto considera que las últimas comparecencias de los principales catalizadores del mercado, Donald Trump y Jerome Powell, tambalean a las bolsas. Así, subraya que “las primeras palabras del nuevo presidente de la Reserva Federal el pasado martes, Jerome Powell, en claro tono "hawkish" incrementaron las posibilidades de subidas de tipos por parte de la FED. Este jueves, el anuncio del presidente de los EEUU, Donald Trump, de aranceles del 25% para el acero y del 10% para el aluminio incrementan la volatilidad en los mercados”.

Hoy, mientras los temores de una creciente guerra comercial provocan ventas en en Wall Street, Asia y Europa, afectando en mayor medida a las acciones de los fabricantes de acero y de las firmas manufactureras, el presidente de EEUU ha señalado que dichas guerras son “buenas y fáciles de ganar”.

"Cuando un país está perdiendo muchos miles de millones de dólares comercialmente con prácticamente todos los países con los que hace negocios, las guerras comerciales son buenas y fáciles de ganar", dijo el mandatario en Twitter.

"Por ejemplo, cuando perdemos 100.000 millones (de dólares) con un país concreto y se muestran satisfechos, ya no comerciamos más, y ganamos a lo grande. ¡Es fácil!", agregó Trump.

Así las cosas, en la apertura de la sesión, Wall Street registra pérdidas. El Dow Jones baja un 0,87%, el S&P 500, un 0,79% y el Nasdaq, un 1,13%.

Con el índice industrial en los 24.394,91 puntos, las ganancias las lidera General Electric, que avanza un 0,47%, por delante de Coca-Cola y de P&G, que avanzan un 0,46% y un 0,42%, respectivamente.

Por el contrario, los descensos los lidera McDonald's, que cae un 4,12%, seguido de Boeing, que se deja un 2,47%, y de Walmart, que retrocede un 1,59%.

La caída de la cadena de comida rápida se produce después de que los analistas de RBC hayan recortado el precio objetivo de la compañía hasta los 170 dólares, 20 dólares menos que en su estimación anterior.

En una jornada de escasas referencias al otro lado del Atlántico, en la agenda destaca la publicación de los datos de febrero de la Universidad de Michigan que se espera se sitúe en niveles de 99,5, lo que supone un descenso de cuatro décimas.

En el apartado empresarial destaca que los grandes almacenes J.C. Penney ha informado de pérdidas por valor de 116 millones de dólares durante el ejercicio fiscal completo concluido el pasado 3 de febrero de 2018, frente a las ganancias de un millón de dólares de un año antes, debido al plan de reestructuración y al programa de jubilación voluntaria anticipada.

La cifra de negocio neta de la compañía se redujo en tres décimas, hasta los 12.506 millones de dólares, frente a los 12.547 millones de dólares logrados un año antes, que atribuyó al cierre de las tiendas anunciado en la primera mitad de 2017. Además, ha anunciado que despedirá a 360 trabajadores de sus tiendas en todo el país.

En el inicio de la jornada las acciones de JC Penney caen un 9,82%.

El euro sigue avanzando frente al dólar y se intercambia a 1,230 billetes verdes.

Los precios del petróleo siguen cayendo y se dirigen a registrar pérdidas semanales por primera vez en tres semanas. El precio del petróleo Brent de referencia en Europa cae un 0,60%, hasta los 63,45 dólares, al tiempo que el West Texas de EEUU cede un 0,77%, hasta los 60,52 dólares por barril.

Los inventarios de crudo en Estados Unidos subieron la semana pasada en 3 millones de barriles, contra las expectativas de un alza de 2,1 millones de barriles. Además, el lunes la OPEP se reunirá en Houston con representantes de firmas estadounidenses de esquisto, en la señal más reciente de que el cartel está ampliando las negociaciones para combatir un exceso de suministros.