La tendencia bajista en la que se ha visto inmerso el mercado de criptomonedas desde principios de años no parece terminar y el precio de Solana podría incurrir en una caída del 45% debido a la formación de un banderín bajista, según Yashu Gola en Cointelegraph.

Solana ha vuelto a caer un 13%, su nivel más bajo de hace dos semanas e incluso parece haber roto un banderín bajista, una formación que nos podría anticipar mayores correcciones.

Solana ha sufrido una ruptura similar tras cerrar por debajo de la línea de tendencia inferior de su banderín el 25 de mayo, como se muestra a continuación. En teoría, el objetivo de beneficios de Solana se sitúa cerca de los 23 dólares, un 45% menos que el precio del 26 de mayo.

Sin embargo, la ruptura del banderín bajista aparece sin un pico en los volúmenes de negociación, lo que sugiere que los traders no están totalmente convencidos con el movimiento. Esto podría llevar al token a volver a probar la línea de tendencia inferior del banderín como resistencia.

Además, si se recupera la línea de tendencia como soporte, se corre el riesgo de invalidar la configuración del banderín bajista y de que la media exponencial móvil de 20 días (EMA de 20 días; la onda verde) se acerque a 57.59 dólares como próximo objetivo alcista.

Por el contrario, un retroceso podría mantener a la vista el objetivo de beneficios cercano a los 23 dólares, con 35.50 dólares —el suelo del precio del 12 de mayo que precedió a un fuerte rebote— como soporte provisional.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

También ante la confluencia del precio

La confluencia de soportes entre líneas de tendencia horizontales y ascendentes de hace varios meses también pone en peligro al valor.

La línea de tendencia horizontal cerca de 45.75 dólares sirvió de resistencia durante la sesión de abril-agosto de 2021 y posteriormente se convirtió en soporte entre enero de 2022 y marzo de 2022. Simultáneamente, la línea de tendencia ascendente ha estado tapando los intentos bajistas prolongados desde marzo de 2021.

Cuando las dos líneas de tendencia convergen, podrían convertirse en un punto de entrada psicológico para los inversores con una perspectiva alcista a largo plazo. Eso significaría que rebotaría hacia su próximo objetivo alcista cerca de 79 dólares, que también coincide con una resistencia de línea de tendencia descendente de varios meses.

Por otro lado, una venta continua en el mercado de Solana haría que se arriesgara a otra caída masiva, como se discute en la configuración del banderín bajista anterior.

Solana cotiza en las primeras horas de este viernes en los 43.72 dólares y el cruce medias móviles, la de 70 periodos por debajo de la de 200 periodos, nos daría una señal bajista.

Apúntate gratuitamente al boletín semanal de Critoactivos, NFTs y Metaverso