Dow Jones en modo alerta: los analistas auguran más volatilidad, pendientes de la inflación

DOW JONES Ind Average trata de poner orden entre su valor y entre unos inversores que han recibido como un jarro de agua fría la llegada de Ómicron que vuelve del revés a unos mercados preocupados por la incertidumbre del nivel de recuperación, la subida de las materias primas, la retirada de estímulos de la Fed, los cuellos de botella y la derivada escasez en la cadena de suministros y sobre todo por la inflación.

Ese precisamente será el santo y seña de esta semana cuando el viernes conozcamos en Wall Street la evolución de los precios de consumo del último mes, el de noviembre. Será el factor determinante en el mercado americano que espera una subida del IPC mensual en un 0,6% y del interanual en el 6,7%. Una desaceleración de tres décimas frente al dato de octubre y un avance de medio punto en las cifras interanuales, que ya supusieron el pasado mes, el mayor avance en 30 años para la inflación.

Y es que todos estos movimientos mantienen en modo yo-yo al Dow Jones con gran volatilidad desde que se desatara la variante Ómicron, que sin presentar de momento casos graves ni fallecimientos, nos devuelve a la perspectiva de mayores restricciones, un retroceso que se lee en el efecto de la recuperación y la inflación.

Dow Jones evolución en puntos desde la llegada de la variante ómicron

Una semana que se espera para el Dow Jones expectante mirando a la FED que la semana que viene, los días 14 y 15 celebra su reunión final del año de dos días de duración y en el que se esperan los detalles del tapering tras ese cambio de sesgo del presidente Powell sobre la inflación, que ya no ve como transitoria, frente a sus declaraciones anteriores.

Curso on.line de Estrategias de Inversión

No se esperan esta semana grandes manifestaciones, como es habitual en la previa a la reunión mensual. Sólo escucharemos a Neel Kashkari el presidente de la FED de Mineápolis el próximo jueves.

Destacar además que, por el mercado, ante la inquietud reinante, han pasado sin pena ni gloria los datos de empleo, muy bajos, con esa creación de 210.000 nuevos empleos – frente a los 537.000 esperados y la bajada de la tasa de paro hasta el 4,2%- que los analistas no creen que pueda cambiar la aceleración prevista del tapering por parte de la Reserva Federal ante el aumento cada vez mayor de la inflación.

Un compás de espera que para Dow Jones se ha saldado esta semana con caídas del 0,91% en las últimas cinco sesiones, del 4,8% en el mes, y de un recorte del 2,23% que registra el indicador tradicional de Wall Street en los tres meses precedentes. En lo que llevamos de año mantiene la tónica positiva con avances del 13%, que, desde diciembre de 2020 alcanzan ya el 14,43%.

Dow Jones evolución anual de su cotización

Como saben el tapering seguirá siendo el gran asunto de discusión en los mercados, tras la compra de bonos de la FED de principios de 2020 para apoyar a la economía por la crisis pandémica. En el anuncio de la reunión de noviembre se puso sobre la mesa la desaceleración de 15.000 millones al mes, con final del programa en junio de 2022, pero tras las declaraciones de Powell y con la cifra de inflación “caliente”, el proceso de retirada de estímulo y por ende de subida de tipos antes de lo previsto se puede acelerar.

Esto es exactamente lo que domina, junto con las noticias de Ómicron Wall Street por encima de las noticias empresariales, y lo seguirá haciendo, al menos eso es lo que esperan los expertos, en los próximos días.

Si quiere conocer los valores más alcistas de la bolsa, regístrese gratuitamente en Estrategias de Inversión.