Los principales índices de la bolsa de Nueva York comienzan la sesión en negativo, mientras que los inversores abandonan el riesgo a favor de los valores refugio después de que Corea del Norte lanzara un misil sobre Japón, lo que provocó un nuevo aumento de las tensiones entre Washington y Pyongyang.

Los futuros de índices de la bolsa de Nueva York ya adelantaban descensos después de que se conociera que un misil norcoreano había sobrevolado el espacio aéreo japonés, lo que se entendió como otra provocación por parte del presidente de Corea del Norte, Kim Jong-un.

Así las cosas, el Dow Jones pierde un 0,57%, el S&P 500, un 0,64% y el Nasdaq, un 0,96%.

En respuesta, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha dicho hoy que todas las opciones para responder a Corea del Norte están sobre la mesa.

Vea también: La fase de distribución se extenderá

"El mundo ha recibido fuerte y claro el último mensaje de Corea del Norte: el régimen ha mostrado su desprecio por sus vecinos, por todos los miembros de Naciones Unidas y por los estándares mínimos de un comportamiento aceptable a nivel internacional", dijo Trump en un comunicado emitido por la Casa Blanca.

Así, los analistas destacan que el apetito por el riesgo por parte de los inversores se ha visto reducido, buscando refugio en activos como el oro, los bonos del Tesoro de Estados Unidos o el yen, mientras que el dólar y las acciones sufren las consecuencias.

Así las cosas, el índice de volatilidad VIX llegó a subir tras el lanzamiento un 25%, hasta los 14,16 puntos, aunque ahora se reduce hasta los 13,45 puntos, lo que supone un avance del 18,82%.

Vea también: En consolidación dentro de tendencia alcista primaria

El oro sube hoy a su nivel más alto desde el pasado noviembre, al tiempo que el rendimiento del bono estadounidense a 10 años cae a su nivel más bajo desde la celebración de las elecciones el día 8 del mismo mes.

Hoy se conocerá la confianza del consumidor en Estados Unidos. Los analistas esperan un ligero descenso, hasta registrar una lectura de 120,3 puntos, desde los 121,1 puntos anteriores.

Los inversores también están pendientes de la evolución de la tormenta Harvey y de los efectos que este tendrá en la economía estadounidense.

Los efectos indirectos sugieren un moderado crecimiento de la economía de Estados Unidos durante el tercer trimestre de 2017, con lo que la Reserva Federal podría decidir no elevar los tipos de interés de nuevo antes de final de año, consideran los analistas de ING, al tiempo que resaltan los efectos de Harvey sobre el dólar, al menos en el corto plazo.

Vea también: El EURUSD vuela y se instala por encima de 1,20

Harvey también está causando estragos en la industria petrolera estadounidense,  ya que se calcula que la tormenta ha reducido la capacidad de las refinerías de petróleo de la costa del Golfo en más de 2 millones de barriles por día.

Los precios del petróleo avanzan en la apertura de Wall Street. El Brent sube un 0,19%, hasta los 51,44 dólares el barril, mientras que el West Texas avanza un leve 0,09%, hasta los 46,61 dólares.

En el plano empresarial destaca la reducción de precio objetivo por parte de Morgan Staley, en cuatro dólares hasta los 64, lo que le cuesta a Nike un descenso del 2,06%.

Vea también: ¿Por qué Facebook compró WhatsApp y Google aún está llorando?

Finish Line cae un 27,06% después de que la compañía haya recortado su previsión de beneficios para el conjunto de su año fiscal, al tiempo que anunció un plan destinado a prohibir que cualquier accionista individual posea más de un 12,5% de la compañía.

Best Buy cae un 8,23%, despues de subir más de un 4% en la preapertura tras comunicar que obtuvo unos resultados mejores de lo esperado gracias a la fuerte demanda de smartphones y dispositivos wearables.