Los inversores están buscando refugio en el oro ante la escalada de tensión geopolítica por Corea del Norte, las consecuencias del huracán Harvey, la debilidad del dólar y los problemas políticos del presidente estadounidense Donald Trump en Washington.

Corea del Norte lanzó este martes un misil balístico sobre la isla de Hokkaido, al norte de Japón, lo que provocó una severa advertencia de Japón y llevó a los inversores a huir hacia activos refugio, incluyendo el yen japonés, el oro y el franco suizo.

"La acción de Corea del Norte es obviamente vista como un paso más en términos de provocación", dice el jefe de estrategia en divisas de Saxo Bank, John J Hardy. "El misil sobrevoló tierras japonesas, lo que es un agravio mayor de lo habitual. La clave será lo que Trump diga cuando se despierte", añade Hardy. "Es una situación grave, y todos tenemos que tener cuidado".

Las tensiones aumentaron las ganancias en el yen, con el USDJPY dirigiéndose a nuevos mínimos recientes.

Gráfico 1 Saxo Bank

Por otro lado, la gasolina siguió encareciéndose debido a las paradas de producción de las refinerías estadounidenses por el paso de la tormenta tropical Harvey. La caída de la demanda de crudo de las refinerías causada por el huracán se ve compensada por las interrupciones del suministro, incluso en Libia, que están apoyando los precios del petróleo. "Es probable que el mercado no registre importantes ventas mientras intenta medir el impacto de Harvey y las interrupciones en Libia", dice Ole Hansen, jefe de estrategia en materias primas de Saxo.

"Las estimaciones de los daños provocados ​​por Harvey, que ha causado inundaciones catastróficas en Texas, se elevan ya a $ 100.000 millones, y podrían afectar el debate sobre el techo de la deuda estadounidense. Estamos ante un desastre de magnitud suficiente que puede forzar un aumento del techo de la deuda, aunque sea temporal. Cientos de miles de personas necesitan ayuda de emergencia. Los fondos federales tendrán que estar disponibles para atender a las necesidades del gran número de condados declarados como áreas de desastre federal, pues requerirán la reconstrucción de infraestructuras e incluso instalaciones federales”, dice Harvey.

La búsqueda de refugio de los inversores ante estos factores de incertidumbre llevó al oro a romper la resistencia clave de los $ 1.300 / oz el lunes. "Uno de los mejores amigos del oro este año ha sido Trump. El presidente estadounidense se está convirtiendo cada vez más en una figura más aislada, sin capacidad para promulgar políticas en su país y que provoca desconfianza en el extranjero. Su irracionalidad, que a menudo se traduce en tweets incendiarios, todavía puede mover los mercados y se ha convertido en el apoyo del oro.”, dice Ole Hansen. " Este apoyo ha sido visible a través de las acciones de los hedge funds, que durante las últimas cinco semanas han aumentado las posiciones largas y reducido las cortas. Los siguientes objetivos de subida para el oro son los máximos alcanzados tras las elecciones estadounidenses y los máximos post-Brexit, en $ 1,337 y $ 1,375 / oz, respectivamente. Este último nivel representa el 38,2% de retroceso de la caída entre 2011 a 2015 y fue donde el rally de 2016 se quedó sin fuerza. Por abajo, los $ 1,295 / oz deben ser funcionar como soporte ante cualquier contratiempo en el mercado. Mantenemos nuestro objetivo para finales de año en $ 1.325 / oz por el momento, pero con el riesgo sesgado al alza", dice Hansen.

Saxo 2