DOW JONES Ind Average ha tenido su peor corrección desde finales de octubre. Para aquellos que esperan aprovechar esta corrección para adquirir gangas el fundador de Fundstrat Global Advisors, Tom Lee, tiene un consejo según Mark DeCambre en MarketWatch.

"Creo que julio en general es solo un mes de diversión, y uno en el que nadie debería intentar ser un héroe", señala Lee.

Eso es lo que el estratega le dijo a CNBC durante una entrevista el lunes, luego de la corrección del Dow, el índice S&P 500 y el Nasdaq Composite que hizo que algunos inversionistas se preguntaran si la caída fue una liquidación que rejuvenece el espíritu animal del mercado o un presagio de lo que vendrá, ya que los inversores se preocupan por la propagación de la variante delta de COVID-19 y la posibilidad de que la pandemia pueda complicar la recuperación económica mundial.

Lee le dijo a la red empresarial que los casos de COVID aumentaron en julio pasado y espera que se desarrolle un patrón similar este año, incluso si se trata de una variante de COVID más transmisible que inquieta el sentimiento alcista. Sin embargo, reconoce que el mercado está siendo golpeado por la incertidumbre y que este mes puede ser un mes en el que los inversores deban evitar realizar grandes apuestas adicionales.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

“Simplemente creo que Julio, al menos en mis 30 años de investigación, nunca ha sido un gran mes para que la gente realmente obtenga grandes ganancias. Durante las próximas dos semanas, creo que será difícil", señaló Lee.

"Creo que, de nuevo, el mensaje que tendría para los inversores es que no es un mes para ser un héroe", afirma Lee.

Lee advirtió a los inversores a fines de junio que cuando los mercados son fuertes en la primera mitad del año, julio tiende a ser agitado.

Dicho esto, Lee sigue siendo optimista sobre las acciones a largo plazo y mantiene su objetivo de fin de año de 4.600 puntos para el S&P 500. "Creo que las acciones todavía tendrán una segunda mitad de dos dígitos", dijo a CNBC el lunes.

Dijo que los inversores "no deberían extrapolar que hemos perdido la guerra contra COVID".

“Sin duda, a los inversores también les preocupa el aumento de las tensiones entre EE. UU.-China y la posibilidad de que el mercado experimente ganancias máximas y el crecimiento económico se apague, preparando el escenario para un 2022 mediocre”, finaliza DeCambre.