Cohu: una empresa de semiconductores con un 97% de mejora

Los semiconductores han llevado la conexión de internet más allá de los ordenadores o dispositivos móviles. Hoy en día nuestro vehículo e incluso refrigerador pueden hacerlo gracias a los mismos. Pero la pandemia trajo consigo una escasez mundial de estos componentes paralizando y aumentando el precio de los mismos. Pero esto supone una oportunidad para Cohu, según Anthony Di Pizio en Nasdaq.com

Rosenblatt Securities cree que las acciones podrían subir un 97% desde los niveles actuales y le da un precio objetivo de 65 dólares.

Una oportunidad creciente

La escasez de semiconductores supone un inconveniente para las empresas que necesitan estos componentes, sin embargo para las empresas que los producen supone una oportunidad de crecimiento por el incremento de los precios. El ETF de iShares Semiconductor ha subido un 69% este año, superando con creces su rendimiento promedio de cinco años del 38% anual.

Además estas empresas deben expandir su capacidad de fabricación para aliviar las limitaciones y la creciente demanda de semiconductores. Ahí es donde Cohu se beneficiaría, ya que es proveedor de equipos críticos de manejo y prueba de semiconductores. Además de capacitación y formación para los fabricantes.

El sector automotriz es el foco central en la industria de los semiconductores porque está teniendo un impacto económico significativo entre los consumidores. Según la encuesta más reciente sobre la confianza del consumidor realizada por la Universidad de Michigan, solo el 38% de los consumidores pensó que era un buen momento para comprar un automóvil, la lectura más baja en 12 meses.

Es que las principales firmas están produciendo menos vehículos por la escasez de este necesario componente. Los concesionarios en los EE. UU. han visto un colapso en los inventarios de vehículos nuevos, cayendo hasta un 80% en algunos casos. Los precios de los autos usados se están disparando porque las personas se ven obligadas a ingresar a ese mercado.

El segmento automotriz de Cohu ha crecido un 18% en los ingresos generales. El tamaño del mercado de semiconductores solo para este segmento debería superar los 50 mil millones de dólares en 2021, por lo que el cambio estratégico podría cosechar grandes recompensas.

Acelerando el crecimiento y de vuelta a la rentabilidad

Estrategias de Inversión

Cohu ha aumentado sus ingresos a una tasa anual compuesta respetable del 26% desde 2016. Pero la mejora en lo que va del año es gracias a la escasez de semiconductores, ya que sus clientes compiten por comprar más equipos y servicios.

Además atribuye el crecimiento de la tendencia anterior a su línea de equipos especializados de manipulación y pruebas relacionados con la automoción, ya que sigue atrayendo a nuevos clientes. El sistema de inspección Neon es uno de los principales impulsores. Inspecciona y manipula virutas tan pequeñas como de 0,2 mm a 0,4 mm, que a menudo se encuentran en vehículos, a velocidades muy altas sin comprometer la detección de defectos o la eficiencia.

Pero no todo es color de rosa, la firma pasó el periodo 2018-2020 con pérdidas. Esto debido a impulsar la inversión para el crecimiento que vemos actualmente.

La compañía está preparada para volver a la rentabilidad y  entregó 1.79 dólares en ganancias ajustadas por acción en el primer semestre. Los analistas esperan que esa cifra aumente a 3,05 dólares durante todo el año.

Gran valor en comparación con sus competidores

Las acciones de Cohu se negocian a una relación precio / ganancias a plazo de solo 11, utilizando 3.05 dólares esperados para este año en ganancias por acción, y un precio actual de las acciones de 33 dólares. En comparación, el fondo cotizado en bolsa de iShares Semiconductor cotiza a más de 35 veces, por lo que las acciones necesitarían más del triple para alinearse con la valoración de sus pares.

Los analistas predicen que 2022 también traerá al menos 3 dólares en ganancias por acción, y podría haber algo de ventaja dado que algunos grandes fabricantes de automóviles esperan que la escasez de semiconductores continúe hasta bien entrado 2022.

Esto también le da una mayor importancia en el largo plazo, incluso con el restablecimiento de los suministros. Ya que los bienes de consumo necesitarán mayor poder de procesamiento en el futuro.

Además va de la mano del compromiso del gobierno de los Estados Unidos de que las empresas construyan instalaciones de fabricación de semiconductores en el país. Dándole mayor ventaja a la firma en territorio estadounidense, ya que la mayoría de sus ingresos provienen de Asia.