Los principales índices de la bolsa de Nueva York registran descensos, anticipando la que puede ser la tercera sesión consecutiva con caídas, después de que en la jornada de ayer Wall Street se desplomase, con el Dow Jones apuntándose la mayor caída en puntos de su historia. Hoy el índice industrial llega a perder los 24.000 puntos en la apertura.

Apertura con descensos en Wall Street después de que el Dow Jones sufriese ayer la mayor caída en puntos de toda su historia, con un retroceso de 1.175,21 unidades o un 4,60% hasta 24.345,75 puntos. El S&P 500 perdió un 4,1% y el tecnológico Nasdaq, un 3,8%.

Los analistas de Deutsche Bank subrayan que en la sesión de ayer "Wall Street sufrió su mayor caída desde agosto de 2011. Histórica también la subida de la volatilidad en un solo día, hasta el 37%, algo desconocido desde 2015. Tras haber cerrado el mejor mes de enero desde 1997, el mes de febrero ha comenzado con abruptas caídas”. Los analistas de Deutsche Bank creen, por tanto, que el escenario sigue siendo favorable para las bolsas a medio plazo, por lo que no han cambiado su visión sobre las mismas.

Los analistas de Alphavalue destacan que entre las explicaciones están la esperada corrección desde máximos en EEUU, las subidas de inflación que apuntan a cuatro subidas de tipos por parte de la Reserva Federal en lugar de tres o el repunte de la rentabilidad de los bonos.

La corrección comenzó después de que el pasado viernes se conociese el dato de empleo de EEUU, cuya tasa de paro se mantuvo estableen el 4,1% por cuarto mes consecutivo en enero, mes en el que se crearon 200.000 nuevos empleo. Sin embargo, se conoció que el salario promedio por hora se incrementó en 9 centavos (un 0,3%) con respecto a diciembre y quedó en 26,74 dólares, un incremento que situó el aumento anual en el 2,9%, marcando el nivel más alto desde junio de 2009.

Los analistas de Renta 4 consideran que “las caídas de los últimos días se deben más bien a tomas de beneficios tras un inicio de año que como ya veníamos comentado estaba siendo excesivamente rápido en las subidas, y que especialmente en el caso de Estados Unidos se sumaban a un 2017 sin ningún recorte de entidad a lo largo del año, lo que había llevado las valoraciones a niveles exigentes”.

Hoy se ha conocido que el déficit comercial de Estados Unidos aumentó más de lo esperado en diciembre y tocó su nivel más alto desde 2008 debido a que la robusta demanda interna impulsó a las importaciones a un máximo histórico.

En concreto, según los datos publicados hoy por el Departamento de Comercio, el déficit comercial estadounidense subió un 5,3%, hasta los 53.100 millones de dólares, desde un saldo negativo de 50.400 millones (cifra revisada al alza) de noviembre. Economistas consultados en un sondeo de Reuters proyectaban que el déficit comercial subiera hasta los 52.000 millones de dólares en diciembre.

En 2017, el déficit comercial de Estados Unidos aumentó un 12,1%, a 566.000 millones de dólares, el más alto desde 2008.

En cuanto a la presentación de resultados. Hoy ya se han conocido las cuentas de General Motors, mientras que tras el cierre de la sesión en EEUU se conocerán las de Walt Disney.

General Motors ha publicado unos resultados del cuarto trimestre que han superado las expectativas, ante los menores costes y los mayores precios de los vehículos, lo que ha compensado el descenso de las ventas del mercado estadounidense. El primer fabricante de automóviles de Estados Unidos también dijo que espera un fuerte año 2018, tanto en Norteamérica como en el resto del mundo.

Los ingresos de la compañía alcanzaron los 37.720 millones entre octubre y diciembre, que aunque suponen un retroceso desde los 39.900 millones anteriores, suponen superar las previsiones del mercado, que estimaban unos ingresos de 36.980 millones.

Con 260 compañías del S&P 500 publicadas el incremento medio del beneficio por acción es del 13,41%, por encima del 11% inicialmente estimado. De ellas, el 76,5% bate expectativas; el 8,8% se mantiene en línea y el 14,6%, decepciona.

Con todo, en la apertura de Wall Street, el Dow Jones cae un 1,66%, el S&P 500, un 2,04% y el Nasdaq, un 1,91%.

Con el índice industrial en los 23.817,25 puntos y todos los valores en negativo, los menores descensos son los de Intel (0,54%) J&J (0,76%) Apple (0,84%).

Los mayores castigos son los de UnitedHealth  (4,06%)  The Travelers (3,12%) y Home Depot (3,05%).

Por su parte, General Motors sube un 3,59% tras presentar sus resultados.

En el inicio de la sesión, el euro pierde terreno frente al dólar y se intercambia a 1,233 billetes verdes.

En el mercado de materias primas, el precio del petróleo Brent de referencia en Europa cae un 1,14%, hasta los 66,76 dólares, al tiempo que el West Texas estadounidense retrocede un 0,61%, hasta los 63,76 dólares por barril.

El director de análisis de Estrategias de Inversión, Luis Francisco González, subraya que “la corrección que parte de máximos históricos adquiere verticalidad”. Sin embargo, a pesar de que “la dureza de la corrección es innegable”, apunta que “hay que saber que está siendo amplificada porque nos habíamos acostumbrado a vivir en un mundo de continuos record históricos y de volatilidades muy reducidas”.