Los principales índices de la bolsa de Nueva York registran descensos en la apertura de una sesión en la que el mercado evalúa los resultados de Apple, Amazon y Apple, así como los datos de empleo, que han sido mejor de lo esperado. Así, Wall Street se enfrenta a descensos en torno al 1%, con el Dow Jones por debajo de los 26.000 puntos que logró salvar ayer.

Apertura con descensos en Wall Street tras el cierre mixto de la sesión de ayer, en la que el Dow Jones se apuntó un avance del 0,14%, mientras que el S&P 500 cedió un 0,06 %, y el Nasdaq, un 0,35 %.

En la sesión de ayer, el mercado se hizo eco de las preocupaciones por un incremento de la inflación a lo largo de este año, después de haberse mantenido el año pasado por debajo del 2%, el nivel recomendado por la Reserva Federal. Parte de ese temor surge por el alza en el rendimiento en el mercado de deuda soberana, con el bono del Tesoro a diez años en niveles de hace cuatro años. Los analistas de Renta 4 destacan que “las TIRes continúan con su tendencia al alza (Estados Unidos TIR 10 años 2,79% y 30 años superando el 3% -con Greenspan afirmando que existe burbuja- y Alemania 10 años 0,73%)”.

La atención en la sesión de hoy se reparte entre los datos de empleo y los resultados de algunas de las grandes tecnológicas.

El crecimiento del empleo en Estados Unidos aumentó más de lo previsto en enero y los salarios anotaron su mayor incremento anual en más de ocho años y medio, fortaleciendo las expectativas de que la inflación se acelere este año en la medida en que el mercado laboral alcance el pleno empleo.

Así, en el primer mes del año las nóminas no agrícolas en EEUU aumentaron en 200.000, tras incrementarse en 160.000 en diciembre, según los datos publicados hoy por el Departamento de Trabajo. El dato de enero está por encima de los analistas de Reuters, que pronosticaban un crecimiento de 180.000 nóminas no agrícolas.

Mientras tanto, la tasa de desempleo se mantuvo sin cambios en el 4,1%, mínimos de 17 años.

A lo largo de la sesión en EEUU se publicará la confianza del consumidor de la Universidad de Michigan de enero, que se mantendría cercano a máximo, y los pedidos a fábrica de diciembre.

Tras el dato de empleo el euro retrocede con más fuerza frente al dólar y en el inicio de la sesión en EEUU se cambia a 1,245 billetes verdes

En el mercado de materias primas, el precio del petróleo Brent de referencia en Europa cae un 0,99%, hasta los 68,88 dólares, mientras que el West Texas estadounidense baja un 0,81%, hasta los 65,28 dólares por barril.

Con todo, en la apertura de la sesión en Wall Street, el Dow Jones baja un 0,78%, el S&P 500, un 0,63% y el Nasda, un 0,70%.

Con el índice industrial en los 25.983,04 puntos. Solo sube Cisco, un 0,05%; mientras que los valores que más bajan son: Exxon Mobil (3,79%) Visa (1,74%) Chevron (1,57%).

Hoy el mercado estadounidense reacciona a los resultados que al cierre de la sesión de ayer presentaron Amazon, Apple y Alphabet.

Amazon sube un 5,86% después de comunicar que ganó 3.000 millones de dólares a lo largo del 2017, un 20% más que en el año anterior. En el último trimestre, la compañía tuvo unos ingresos de 1.900 millones, frente a los 749 millones que registró en el mismo período de 2016. Esta ganancia vino impulsada en gran medida por la reforma fiscal aprobada en diciembre por el presidente estadounidense, Donald Trump, que en su caso se tradujo en un crédito que situó provisionalmente en 789 millones de dólares, informó la empresa.

Por su parte, Apple baja un 1,08% tras registrar unos ingresos en su primer trimestre fiscal, que comprende los meses de octubre a diciembre de 2017, que alcanzaron un total de 88.300 millones de dólares, un incremento del 13% con respecto al mismo periodo del año anterior. La compañía de Tim Cook logró durante dicho periodo un beneficio neto de 20.065 millones de dólares, un 12% más.

Asimismo, Alphabet cae un 4,83%. La matriz de Google registró pérdidas de 3.020 millones de dólares en el último trimestre del año, unos números muy por debajo de lo estimado por el mercado. Así, las ganancias en el conjunto del año retrocedieron hasta los 12.662 millones de dólares, un 35% menos con respecto a los números registrados el ejercicio anterior.

Al contrario de Amazon, las cuentas de la matriz de Google están afectadas por un gasto en impuestos de cerca de 10.000 millones de dólares debido a la repatriación de la tesorería con la que cuenta la compañía fuera de EEUU.

Por su parte, Exxon Mobil ha  registrado ganancias trimestrales menores a las esperadas, debido a la caída de la producción y la debilidad en sus operaciones químicas y de refinación. Situación compartida por Chevron, cuyos resultados también han decepcionado al mercado.