Los principales índices de la bolsa de Nueva York registran descensos cercanos al 2% en la apertura, ante los renovados temores a una guerra comercial después de que EEUU publicase una lista con 1.300 productos chinos sobre los que plantea imponer aranceles, mientras que China ha comunicado nuevas tasas por valor de 50.000 millones de dólares para artículos estadounidenses.

Apertura a la baja en EEUU ante el aumento de los temores a una guerra comerncial después de que EEUU y China se hayan impuesto mutuamente nuevos arancales.

Ayer, la Oficina del Representante de Comercio Exterior de Estados Unidos (USTR) publicó un listado que incluye 1.300 productos chinos a los que planea imponer aranceles, como respuesta a las prácticas comerciales "desleales" de China.

La imposición de estos gravámenes tendrá un impacto de aproximadamente 50.000 millones de dólares en el comercio exterior chino, según el comunicado de la oficina comercial.

Esta lista, que incluye medicamentos o aparatos de tecnología punta de las industrias aeroespacial y robótica, está ahora sujeta a un periodo de comentarios públicos de 30 días antes de que los gravámenes entren en vigor.

"El listado de productos propuesto se basa en un extenso análisis económico y se destinará a productos que se benefician de los planes industriales de China, al tiempo que minimiza el impacto en la economía de los EEUU", señaló la oficina comercial en un comunicado

Según señalan los expertos de Link Securities “aunque la implementación de estas tarifas no será inmediata, subrayan que China no ha tardado en amenazar con represalias", por los que estos analistas entienden que “todo esto es parte del “juego” y que finalmente ambas naciones llegarán a acuerdos puntuales, los cuales pasan en gran medida por la apertura del mercado chino a otros países en las mismas condiciones en las que sus productos se exportan a estos últimos”.

La reacción de China no se ha hecho esperar y ha anunciado nuevos aranceles del 25% a un total de 106 productos importados de Estados Unidos, entre los que figuran la soja, automóviles y aviones, por valor de 50.000 millones de dólares (unos 40.000 millones de euros).

El Ministerio de Comercio ha informado de esta medida con la que pretende defender los derechos del país frente a los aranceles anunciados por la Administración de Donald Trump contra las importaciones chinas, los más recientes dirigidos a aparatos de tecnología punta de las industrias aeroespacial y robótica, entre otros.

Además, el Ministerio de Comercio de China ha anunciado el inicio de un procedimiento de disputa por el artículo 301 en la Organización Mundial del Comercio (OMC) para que investigue los aranceles de Estados Unidos, en medio de una creciente disputa comercial entre las dos mayores economías mundiales.

Horas después de este anuncio, Trump ha negado que su país se encuentre inmerso en una guerra comercial con China."No estamos en una guerra comercial con China, esa guerra se perdió hace muchos años por las personas tontas o incompetentes que representaban a EEUU", ha asegurado Trump a través de su cuenta de Twitter. "Ahora tenemos un déficit comercial de 500.000 millones al año, con robo de propiedad intelectual de otros 300.000 millones. ¡No podemos permitir que esto continúe", ha añadido el inquilino de la Casa Blanca en el mismo tuit.

Así, el Dow Jones baja un 1,97%; el S&P 500, un 1,60% y el Nasdaq, un 1,83%.

Con el índice industrial en los 23.531,82 puntos, y todos los valores en negativo, el mayor descenso es el de Boeing, que pierde un 4,79%, por delante de Caterpillar, que cede un 3,85% y de Intel, que retrocede un 3,06%.

En el apartado macroeconómico, hoy se ha conocido que el sector privado de Estados Unidos creó 241.000 puestos de trabajo en marzo, según la encuesta de empleo ADP.

Así, el dato está muy por encima de lo esperado por los analistas, que pronosticaban 205.00 nuevos empleos. Por otro lado, la cifra de febrero fue revisada al alza, para mostrar la creación de 246.000 puestos de trabajo en vez de los 235.000 informados originalmente.

Este informe sirve de aperitivo al mercado, antes de que el viernes se publique el informe de empleo oficial, elaborado por el Departamento de Trabajo estadounidense, con el dato de nóminas no agrícolas.

A lo largo de la sesión en EEUU se conocerá el ISM de servicios, para el que se prevé una desaceleración hasta niveles de 59,0 (frente al 59,5 anterior).  También se publicarán los PMIs finales: compuesto (54,3 preliminar) y de servicios (54,2 previsión) y los pedidos de bienes duraderos de febrero (+3,1% preliminar).

Las caídas de hoy contrastan con las subidas que se registraron en la sesión de ayer. El parqué neoyorquino apostó por las compras tras una complicada jornada previa que vio retroceder a los tres indicadores, con los inversores preocupados por una guerra comercial entre Estados Unidos y China y el sector tecnológico atravesando momentos bajos. Pese a que el presidente Donald Trump hizo un nuevo comentario contra Amazon, que hundió sus títulos justo después, la firma remontó y con ella otros nombres del denominado grupo FAANG.

En la apertura de Wall Street el euro repunta frente al dólar y se intercambia a 1,229 dólares.

En el mercado de materias primas, el precio del petróleo Brent de referencia en Europa cae un 1,67%, hasta los 66,92 dólares, al tiempo que el West Texas estadounidense retrocede un 1,84%, hasta los 62,34 dólares por barril.