En una entrevista poco conocida junto a un grupo de expertos junto Bill Gates, fundador de Microsoft, duda de la eficacia del ARNm presente en las vacunas contra el covid-19 y señalo una posible solución a esto, según Tyler Durden en Zero Hedge.

Entre las declaraciones hechas durante la entrevista, Gates destacó lo siguiente que tampoco es una novedad con respecto a la funcionalidad de las vacunas:

  • "No tenemos vacunas que bloqueen la transmisión", aunque se contradice de declaraciones anteriores donde afirmaba que bloqueaba significativamente la infección
  • "Tenemos vacunas que lo ayudan con su salud, pero solo reducen levemente la transmisión"

Gates tiene razón al afirmar que las vacunas no bloquean la infección y transmisión. Además la inmunidad que provee dura alrededor de 6 a 9 meses.

¿Cuál es la solución?

“Necesitamos una nueva forma de hacer las vacunas”, aunque el también ha participado en el desarrollo de las vacunas existentes.

No deja de sorprender sus declaraciones, ya que su fundación acumuló cientos de millones de dólares gracias al acceso previo a la IPO de BioNtech. Sin olvidar los miles de millones de dólares en ingresos a su arsenal personal durante la pandemia.

La otra cara de Gates

Gates también aprobó los modelos de estado policial para la “mitigación” de COVID que actualmente están implementando Nueva Zelanda y Australia.

Curso on.line de Estrategias de Inversión

"Al menos Australia y Nueva Zelanda demostraron que una gestión competente podría mantener la tasa de mortalidad muy baja", dijo en la entrevista.

Sin olvidar que ambos países llevan con restricciones desde hace dos años a pesar de los bloqueos y las campañas de vacunación. Actualmente se enfrentan a un posible brote masivo sin precedentes.