El desembarco de Aberdeen en nuestro país a comienzos de octubre es una muestra más de que España está de moda. Según la gestora de renta variable europea de la firma escocesa, Sanjeet Mangat, “en los últimos meses hemos visto señales de que la economía española ha dejado atrás lo peor de la recesión y de que el Gobierno ha hecho un progreso importante en la aplicación de reformas estructurales”.

Aprovechando su presencia en Madrid para celebrar el 30 aniversario y la apertura de oficina en España, Mangat ha repasado en exclusiva para Bolsamanía la visión de la gestora sobre nuestro país. Esta experta señala que “aunque hay razones para el optimismo, seguimos creyendo que hay una serie de importantes desafíos que aún deben ser tratados”.

En este punto se refiere particularmente al sector financiero: “Para que pueda suponer una oportunidad de inversión atractiva para nosotros, debe afrontar sus problemas. El rescate de la banca española ha recapitalizado al sector, pero la morosidad sigue siendo elevada, con la posibilidad de que los préstamos se deterioren aún más si la recuperación económica se materializa lentamente”.

En concreto, Mangat afirma que entre los valores “estaríamos más preocupados por los nombres puramente domésticos o aquellos con balances más débiles que también podrían requerir un mayor apoyo, en particular cuando la futura reglamentación esté finalizada y aplicada”.


Como gestora de renta variable europea, Sanjeet Mangat se refiere, como no podía ser de otro manera, al Viejo Continente. Para esta experta, “los mercados europeos se han visto respaldados por inversores en busca de rentabilidad y abundante liquidez, dado que los indicadores económicos de la región han mostrado una mejoría modesta y las valoraciones siguen siendo atractivas en relación con otra clases de activos”.

Además, destaca que las perspectivas para 2014 son ahora más positivas, pero insiste en que desde Aberdeen “seguiremos siendo prudentes dado que aún queda mucho por hacer antes de que las mejoras se sientan en la economía real”.

Sin embargo, Mangat confía en las bolsas y apunta que “el mercado de renta variable europea sigue siendo una fuente de empresas globales con fuertes sucursales globales y excelentes perspectivas de crecimiento. Los mercados son altamente líquidos y muy internacionales, con una proporción significativa de las ventas expuestas a otras regiones geográficas”.

Por ello, sentencia que “las empresas europeas ofrecen una serie de ventajas competitivas”. Y en este escenario apuesta por Linde y Casino, dos compañías, en su opinión, de “buena calidad”. Sobre la primera señala que “tiene una posición fuerte en el mercado en una industria consolidada, disfruta de numerosos motores de crecimiento a largo plazo y una exposición a clientes en casi todos los sectores”. Mientras, sobre Casino, minorista francesa de comida, resalta que “tiene exposición al aumento del consumo en los mercados externos, como Brasil y Tailandia a través de sus filiales GPA y Big C”.

Dentro de nuestras fronteras, confiesa Mangat que “no tenemos empresas españolas cotizadas en nuestros fondos hoy en día, aunque sí varios títulos que tienen operaciones en el país”. Entre ellos, Amadeus, una empresa que para Aberdeen “tiene un modelo de ingresos recurrentes basado en transacciones con contratos a largo plazo y altas barreras de entrada, respaldado por el aumento global de pasajeros”.

Otro de los valores “made in Spain” que gustan a Mangat es Viscofan: “En nuestro Fondo Europeo Small Cap también poseemos Viscofan (...) que se beneficia de fuertes motores de crecimiento estructural, como los cambios demográficos y los hábitos alimenticios”. Destaca esta experta que “nos gusta su atractivo por su poder de fijación de precios, las perspectivas de crecimiento y una buena generación de liquidez”.

Por último, se refiere la gestora de renta variable europea de Aberdeen a que, hoy por hoy, no es momento de entrar en el mercado así porque sí, sino seleccionando con sumo cuidado las empresas. “La reciente estabilización de la crisis de deuda en Europa es bienvenida, pero creemos que esto ha sido impulsado en gran medida por una mejora en los síntomas en lugar de por las causas”, afirma Mangat.

Sugiere esta experta que “la situación económica sigue siendo un reto y se está poniendo en práctica un proceso de ajuste lento y doloroso que está en marcha para superar los problemas estructurales. Seguimos confiando en que las empresas en las que invertimos se beneficiarán de fuertes posiciones competitivas y de sólidos balances para capear la volatilidad económica en curso, y esto podría generar oportunidades para recortar o ampliar nuestras posiciones de manera selectiva”.

María Díaz