Según el gráfico, el bono del tesoro a 10 años de los Estados Unidos se encuentra en niveles clave.

 

 

Los precios de los bonos en EEUU bajó ayer después de que el Departamento del Tesoro recibiese una demanda moderada en la subasta a 10 años, además de por el acuerdo presupuestario en el Senado de EEUU, que alentó las expectativas de un crecimiento económico más sólido.

El Gobierno de Estados Unidos tuvo que pagar tasas más altas para subastar 24.000 millones de dólares en deuda a 10 años, segundo tramo de unos 66.000 millones de dólares en bonos que colocará esta semana.

“En general, la subasta fue un poco débil”, dijo Justin Lederer, estratega de tasas de interés de Cantor Fitzgerald en Nueva York.

Los bonos también fueron presionados por un acuerdo presupuestario bipartidista de dos años alcanzado en el Congreso estadounidense, por unos 300.000 millones de dólares, que elevaría los límites al gasto de defensa y del gobierno nacional. La Casa Blanca dijo que el acuerdo aumentaría el techo de la deuda hasta marzo de 2019.

Los rendimientos de los bonos a 10 años alcanzaron el 2,83%, que se compara con el 2,766% del martes.

Los rendimientos subieron hasta un 2,885% en las operaciones de la noche del lunes, los más altos desde enero de 2014, después de que los datos de inflación llevaron a los inversores a temer que la Reserva Federal suba las tasas más veces que lo esperado en el año.