Filipinas sigue pidiendo ayuda. La zona de Eastern Visayas ha resultado la más afectada por el Tifón Yolanda, que el viernes arrasó la costa con vientos de más de 200 kilómetros por hora y olas de casi 4 metros, que sembraron el pánico y la destrucción en la región.  En las últimas horas se ha comunicado a la población que podrían acercarse nuevas tormentas a la zona.

Las autoridades calculan que los muertos podrían ascender a 10.000. Ahora habrá que ver también cuáles serán los costes para el país. Se calcula que 900.000 familias -4,5 millones de personas-, podrían haber sido afectadas. Desde luego las infraestructuras de la región han quedado totalmente destrozadas.

Los expertos consideran que el coste de reparar estas infraestructuras podría ascender a decenas de miles de millones de pesos – 1 peso, 0.0229 dólares-. Sin embargo, las principales consecuencias económicas van a caer, en opinión de los expertos de Citi, sobre el sector privado – viviendas, coches, negocios-.

Según estos analistas de este banco, los daños no serían tan elevados como si se hubiera tratado de otras regiones del país asiático. Para calcularlo estos analistas han estudiado el dato de matriculación de coches. De hecho, Easter Visayas es una de las cuatro regiones con menos coches de todo el país.

También se preguntan si Yolanda repercutirá en el crecimiento económico del país, que se estimaba del 7,3- 7,5% para este año. Según los cálculos de Citi, el PIB podría crecer ahora alrededor de un 6,8% este año.

La recuperación para la región podría tardar aun algún tiempo. Mientras tanto, los expertos esperan que los precios de los alimentos podrían subir este mes, por la escasez creada por el tifón Yolanda.

Datos económicos zona afectada por tifón