Wall Street rompe máximos pese a la QE. Muy interesante gráfico ichimoku positivo del Ibex a largo plazo.

Hubo muchas anécdotas en los  controvertidos Juegos Olímpicos de San Luis. Unos juegos que venían a continuación de los de París donde el desastre organizativo también había sido de los buenos.
 
Para curiosa de verdad, la historia en estos juegos de George Eyser, que consiguió  tres victorias en sexatlón por equipos, paralelas y subida de la cuerda de 25 pies, dos medallas de plata en salto largo y potro con arcos y una medalla de bronce en barra fija, casi nada.  Ya sé que ustedes dirán, bueno no es tan raro, otros atletas han ganado más medallas en unas Olimpiadas, pero es que lo de Eyser tenía mucho más mérito, más mérito que ningún otro atleta en la historia y es que a Eyser... le amputó la pierna izquierda un tren a la altura de la rodilla y compitió con una pierna de madera...
 
Wall Street lleva desde hace unas semanas con una pierna de madera bursátil. Ya no está en plenas facultades físicas como antes, porque la FED está cortando de manera rápida la QE responsable de una subida previa histórica. Pero aún así sigue ganando medallas y a la hora de escribir estas líneas, viernes a media tarde, el S&P 500 estaba rompiendo de nuevo máximos históricos. 
 
El Ibex lo ha pasado peor. Algunos de sus valores importantes no han dado resultados brillantes y esto le ha afectado mucho, pero en el largo plazo su estructura técnica sigue siendo interesante.
 
Si nos colocamos un gráfico de semanas, para verlo con perspectiva de largo plazo, vemos que seguimos dentro de la figura alcista posterior a un Hombro-cabeza-hombro invertido que costó años formarse. El objetivo teórico de esta figura, aunque evidentemente no siempre se cumplen estos objetivos, serían los 12.000 puntos.


 
El soporte mayor de mercado está muy claro en los 9.000 puntos línea clavicular del antiguo H-C-H, y su pérdida daría al traste con todo.
 
Además si nos fijamos la nube del indicador Ichimoku está a punto de pasar la media de 200 que es la línea roja al alza. Las dos últimas veces en que eso pasó en las dos últimas décadas supusieron subidas acumuladas de más de 15.000 puntos para el Ibex.
 
Aún no ha sucedido ese cruce, pero habrá que estar atentos.
 
No hay que perder de vista al conflicto ucraniano que durante la semana ha provocado muchas ventas en Europa.
No obstante y a pesar de la euforia en Wall Street las manos fuertes que suelen jugar al despiste se están fijando en otras cosas.
 
Según los datos de  posiciones abiertas de especuladores en los mercados de futuros facilitados por la Commodity Futures Trading Commission, en la última semana se vieron  algunas novedades bastante interesantes, sobre los grandes flujos de dinero de las manos fuertes.
 
La primera sorpresa, es que durante la semana los grandes hedge funds, han invertido fuertemente en materias primas. Especialmente agresivos comprando petróleo y oro, llevando sus posiciones en el conjunto de materias primas al máximo nivel desde 2011.  En cambio en bolsa se pusieron netos cortos, aunque no de mucho dinero,  por primera vez desde septiembre de 2012. No parecen muy entusiasmados a estas alturas en según qué cosas.