Han pasado los datos macroeconómicos más importantes del día que incluyen un producto interior bruto de la zona euro preliminar del primer trimestre que pasa del 0,4% al 0,5%, lo esperado, y los precios de producción industrial que se meten en negativo en el mes y sacan a la interanual de los máximos, por lo que la presión de la inflación se reduce.

Lo anterior es una combinación de factores que ya veremos cómo maneja el BCE, ya que una menor presión por parte de los precios da un poco más de margen de maniobra al BCE para cambiar el tono, pero el crecimiento produce justo lo contrario. De momento el mercado sigue pensando que en junio tendremos un cambio de tono por parte del BCE en sus comentarios, pero falta por ver cómo se desarrollan los acontecimientos de eventos importantes que tenemos antes de esa reunión, como por ejemplo qué va a hacer la Reserva Federal esta tarde y el resultado de la segunda ronda de las elecciones francesas el domingo que viene.

Para ponernos bien en perspectiva, fíjense en el gráfico adjunto de los principales futuros sobre índices de Europa que vigilamos a 30 minutos. La subida que ven en la parte izquierda fue el lunes posterior a la primera ronda de las elecciones francesas, y desde ese momento prácticamente no nos hemos movido nada, salvo el Ibex 35 que ha sido apoyado por el sector bancario. El futuro del índice alemán está perjudicado porque le llegan malas vibraciones desde Estados Unidos por un constante descenso de las ventas de automóviles, algo que está poniendo en alerta a demasiadas personas al ser uno de los indicadores de salud económica preferidos junto con el paro semanal.

La temporada de resultados sigue su curso y todos los ojos están centrados en los de Apple, en donde se empieza un poco a defraudar las expectativas del mercado, pero no tanto por su comportamiento como por el nivel que se le exige a la empresa de la manzana. También es cierto que está sufriendo una especie de efecto parecido a las “noticias falsas” que afectan a la política. En este caso, cada vez hay más comentarios, artículos y esperanzas puestas sobre cada nueva versión del iPhone. En cuanto los usuarios ven que no se llega a esos niveles, acaban yéndose a comprar el producto de la competencia. Precisamente, esa competencia está haciendo que cada vez pierda niveles de ventas en China.

En general, Europa sigue estando apoyada con respecto a Estados Unidos, y cada vez el foco está más puesto en el sector bancario. Desde que Donald Trump abriera la puerta a rescatar la división de bancos importantes, las altas valoraciones en Estados Unidos hacen que se vea como más foco de valor al sector europeo, junto con las ganancias a largo plazo que puede haber si el BCE cambia de tono. Esto hace que el Ibex 35 tenga cierta ventaja sobre el resto, así que hay que estar atentos a la colocación de las piezas encima del tablero.

En estos momentos tenemos a más súper sectores en negativo que en positivo, teniendo como punto fuerte los descensos de -1,96% en recursos básicos y de -1% en el de automoción y recambios. El sector industrial también desciende con -0,78% y las petroleras con -0,61%, no capitalizando el ligero repunte del precio del crudo al ver que el Instituto API prevé una fuerte rebaja de la reservas semanales de crudo y también de destilados.

Dentro de los que suben, cuidados de la salud es el mejor con 0,72% gracias a los resultados de Fresenius y el súper sector bancario también mejora 0,17%, lo que le da una pequeña ventaja al Ibex que es el que menos cae.