Las manos fuertes estaban muy inquietas sobre la lectura de actas de la reunión del Banco de Inglaterra. Tanto que llamaban al día de hoy el superjueves.



Y es que se temía que en Inglaterra empezara el ciclo de subida de tipos antes que el de EEUU.

Y aunque sea evidente que la zona euro está por otros derroteros, muy diferentes, si esto afectaba a la bolsa inglesa, a la libra, y a los bonos, es algo que luego siempre se acaba contagiando de unos a otros.

Pues bien al final sorpresa.

Se espera que como mínimo dos miembros del BOE hubieran votado a favor de la subida de tipos. Incluso muchas manos fuertes creían que podrían ser tres. Y esto había originado muchas ventas de bonos alemanes, ya que se pensaba se podrían contagiar de la caída de los bonos ingleses, algo que sucede muy habitualmente en ambas direcciones.

Pero no, solo McCafferty votó a favor de la subida de los tipos, los otros 8 en contra.

Esto por contagio es bueno para las bolsas, bueno para los bonos, y realmente malo para la libra, que ha reaccionado de esta manera tan violenta a la baja tras el comunicado.



Como ven casi 150 puntos de caída libre en poco tiempo tras la publicación.


Y vean la capacidad de contagio que tiene cualquier movimiento fuerte en divisas. Por ejemplo miremos el euro contra el yen, que se parece al cruce libra dólar que acabamos de ver lo mismo que un pulpo a un botijo:




Pues ya ven estaba alcista desde hacía bastante, la libra se cae, y el euro contra el yen se cae con la libra, aunque evidentemente no en la misma proporción.