Se espera una apertura alcista en Europa dando extensión al optimismo del día de ayer y confirmando la entrada en sobrecompra de gran cantidad de futuros sobre índices en Europa.

Ayer Wall Street tuvo un comportamiento muy similar al que vimos en Europa, pero no con una extensión tan grande, ya que las mejoras en Wall Street se cortaron en el 1% y sin embargo Europa acabó subiendo más del 2% y del 3% en numerosos casos.

Con respecto a los sectores de Estados Unidos, todos acabaron en positivo menos el de inmobiliarias con un descenso de -1%. El que más subió fue el de bancos con un incremento del 2,25% y al final has Utilities fueron las que menos subieron con el 0,52%. Hay que recordar que comenzamos la sesión con este sector en negativo y los bancos en positivo, por lo que en cierto modo se sigue viendo el movimiento que apareció al comienzo de la presidencia de Donald Trump, esa reflacción que daña el atractivo del dividendo.

Ahora, mientras esperamos a la segunda vuelta en Francia el 7 de mayo, toda la atención se pone en las intervenciones verbales de la Casa Blanca que comenzaron hace ya un tiempo con las declaraciones de la Secretaría de Transporte diciendo que el plan de inversión en infraestructuras podría salir a finales de mayo. La semana pasada también se dijo que en pocas fechas aparecería el plan fiscal que tanto esperan los inversores, y hay que decir que han aparecido informaciones acerca de que Donald Trump ha pedido expresamente en una reunión en el despacho Oval que quiere una rebaja del impuesto de sociedades al 15% y que quiere un producto que poder vender, pasando por encima del daño a los ingresos que pueda ejercer y dejando en un segundo plano el déficit. Además, el presidente admite que quizá se necesite flexibilidad a la hora de financiar el famoso muro con México, algo necesario, lo de la flexibilidad, para no poner en peligro el presupuesto federal.

Lo anterior podría ser la conjunción de factores que necesita el mercado para seguir subiendo de la mano del público general. A estas alturas, al igual que pasó con los primeros pasos de la burbuja inmobiliaria, hay muchas personalidades económicas que ya están viendo el comienzo de la siguiente crisis pero nadie se atreve, porque no es posible, poner fecha a su explosión. Con esto, los grandes siguen siendo muy cautos con las valoraciones de Estados Unidos y ven en 2017 un mejor comportamiento de Europa.

La temporada de resultados sigue su curso y Europa tomó un poco de protagonismo ya que la alemana SAP ha presentado un beneficio operativo en el primer trimestre ligeramente por debajo de lo esperado porque los servicios en la nube sigue aumentando pero todavía no consiguen compensar de todo la ausencia de productos físicos, una venta cada vez menor de estos últimos.

Ericsson ha presentado unos resultados del primer trimestre con unas pérdidas ligeramente más altas de lo esperado.

En el plano nacional tenemos:

Enagas tiene un beneficio que salta el 54%.

Prosegur tiene buenas noticias ya que HSBC vuelve a tener en cuenta al valor con una recomendación de compra de un precio objetivo de 7,3 €.

Prosegur Cash también tiene una recomendación de compra por parte de HSBC y Goldman Sachs, con este último poniendo precio objetivo de 2,45 €.

En el plano macro:

La confianza empresarial de Francia sube de 105 a 108, mejor de lo esperado que era bajar a 104 en el mes de abril.

09h00: precios de producción industrial de España.