Mejoras en Europa apoyadas en Estados Unidos al ver que los dos mercados se han retroalimentado al buscar sustituir el apoyo de Trump por el apoyo en la mejora económica.
 
La sesión acaba en positivo en Europa con unos factores muy estratégicos encima de la mesa.
 
De fondo, sigue la repercusión de no haber podido sacar adelante la nueva ley sanitaria por parte del presidente Trump. El miedo está centrado en ver si es capaz de sacar adelante el proyecto de inversiones y también la reforma fiscal. Por lo tanto, todo el mundo está confeccionando una especie de agenda de todos los actos que tiene el presidente Trump para saber en dónde puede aparecer una declaración, un comentario que nos dé una pista de por dónde van a ir los acontecimientos en la esfera política.
 
Sin embargo, una vez pasada la semana posterior al vencimiento trimestral de derivados, que suele ser de debilidad, los operadores han vuelto a encontrar apoyo en las cifras macroeconómicas.
 
Otra vez han salido a la palestra comentarios de miembros de la reserva Federal esperando una subida tranquila y paulatina de los tipos de interés, también otros pensando que hay caso para que haya cuatro subidas, y recordemos que hace bien poco la encuesta de sentimiento empresarial en Alemania quedó mucho mejor de lo esperado, lo que se une a la percepción que tiene el Banco Central europeo de que la economía va a seguir firme en el primer trimestre y que lo seguirá siendo a medio plazo.
 
Añadan también optimismo económico por parte del ministro de economía de España.
 
Con todo lo anterior, Europa se quedó esta mañana parada en seco, manteniendo las ganancias obtenidas en la apertura tras el giro alcista de Estados Unidos del día anterior. Pues bien, todo el mercado despertó en cuanto conocimos el dato de la confianza del consumidor creado por la Conference Board. No sólo quedó mejor de lo esperado sino que experimentó un incremento bastante importante, así que el desarrollo de la economía ha conseguido eclipsar a la incertidumbre que tenemos con la capacidad para gobernar de Donald Trump.
 
La mayoría de los súper sectores ha quedado en positivo en Europa y con  especial protagonismo en tres que han quedado con un incremento por encima del 1%, los bancos, recursos básicos y también automoción y recambios.
 
Punto positivo es ver que el dólar no ha perdido más valor de forma importante, ya que se mantiene en el eurodólar por debajo de la media de 200 sesiones y la figura de vuelta está siendo respetada. Situación muy parecida en el dólar yen ya que no ha perdido los mínimos de ayer que se dejaron en una vela alcista, muy cerca de la sobreventa. Por lo tanto, la debilidad del dólar es asociada a mayor desconfianza en Donald Trump, y no se ha incrementado, así que ha permitido que los datos macroeconómicos y la confianza en la economía hayan sustituido un apoyo por otro.
 
Veamos la crónica de la sesión al completo.
 
Se esperaba una apertura alcista en Europa tras la recuperación de Estados Unidos en el día de ayer y también un cierto despertar vigoroso del dólar que ha vuelto a poner acento en la economía de Estados Unidos, que sigue apoyando al riesgo tanto en Estados Unidos como en Europa.
 
El mercado sigue dando vueltas a lo que pueda significar la retirada para su votación de la ley de reforma sanitaria. Ahora todos los focos están puestos en la negociación de la reforma fiscal. Ya saben que hay una especie de división de las visiones sobre este movimiento, uno de ellos piensa que puede haber problemas para sacarla adelante porque ya se ha mostrado una profunda división en el partido republicano, sin embargo la otra visión piensa que son todos conscientes de la mala imagen que han dado y que harán todo lo posible para que salga adelante.
 
El día de ayer comenzó mal en Europa pero acabó menos malo de lo previsto, con un fuerte rebote y una gran recuperación de las pérdidas iniciales porque tuvimos unos datos de confianza empresarial en Alemania mejores de lo esperado, que era dar un ligero paso atrás.
 
En conjunto, se ha creado más desconfianza sobre las capacidades políticas de Donald Trump, pero la realidad es que los datos macro están apoyando a tanto Estados Unidos como a Europa, así que es el factor decisivo está evitando bajadas pronunciadas, por lo menos de momento.
 
En cuanto a soportes, podemos resumirlos todos en la media de 50 sesiones del futuro del Eurostoxx 50 con nocturno, que está aguantando bastantes ataques. Mientras no lo pierda, estamos algo tranquilos.
 
Hablando de soportes, el futuro del SP 500 ayer se colocó por debajo de la media de 50 sesiones, y tuvo un fuerte rebote. El Nasdaq compuesto también tuvo una recuperación bastante importante junto con el NYSE. Las velas son karakasa para el futuro del SP 500 y Marubozu para NYSE y Nasdaq compuesto, así que la zona de mínimos del día de ayer actúa de soporte de corto plazo y es vital no perderla.
 
Otro punto que preocupó muchísimo en el día de ayer fue el comportamiento del dólar, pero él parece que la situación se está calmando porque también en el día de ayer acabó cerrando lejos de las áreas de problemas, estando hoy otra vez por debajo de la media de 200 sesiones en el eurodólar, dejando ayer una karaksa invertida y misma situación contra el yen, pero dejando una karakasa muy cerca de la sobreventa. Dado que son figuras de intento de vuelta, la zona de máximos en el primer caso de mínimos en el segundo son los puntos vitales que no debemos ni superar ni perder, pues la debilidad en el dólar está asociado a más desconfianza en la Casa Blanca, lo que puede traer problemas en los activos de riesgo.
 
El presidente de la Reserva Federal de Dallas dijo ayer que él apoyaba más subidas de tipos de interés mientras la economía apoyase más incremento de creación de empleo y la inflación siguiese escalando posiciones hasta el 2%. Dice que sería inteligente mover de forma gradual y paciente los tipos de interés al alza, pero otro que tampoco se moja con los tiempos. Si la economía lo sigue haciendo bien, él apoyaría dar más pasos para quitar más apoyos acomodaticios que se han tenido que dar en los últimos tiempos.
 
En cuanto a datos macro en Europa tenemos:
 
11h00: pedidos y ventas industriales de Italia del mes de enero.
 
11h35: interesante ver el resultado de la subasta de Alemania a dos años.
 
Europa mantiene en estos momentos números positivos en los principales índices que han sido obtenidos en un hueco de apertura como consecuencia de la fuerte recuperación que tuvimos en Estados Unidos en el día de ayer.
 
Algunas cosas están apoyando al mercado en forma de noticias corporativas como por ejemplo la mejora de un poco más del 4% de la portuguesa EDP al tomar la decisión de adquirir las acciones que le faltaban de su filial de energía renovable. También Wolseley en una mejora superior al 6% tras haber presentado cifras que han gustado al mercado con un fuerte crecimiento su principal mercado, Estados Unidos. Credit Agricole es uno de los puntos de apoyo del sector financiero tras una mejora de recomendación de Barclays.
 
Y hasta aquí las noticias particulares, porque el mercado sigue dudando entre los dos puntos principales de generación de movimiento:
 
- Ahora mismo ya tenemos un cierto punto de espera a ver qué pasos da Donald Trump para apoyar su proyecto de infraestructuras y rebaja fiscal para poder compensar la mala imagen de gobierno que se dio el viernes pasado cuando no tuvo los apoyos suficientes de su partido para sacar adelante la reforma sanitaria.
 
- Las cifras económicas van bien tanto en Europa como en Estados Unidos, por lo que tenemos un sostén importante.
 
Como punto negativo con respecto al punto anterior en Europa, el máximo representante de la Cámara de Comercio alemana ha hablado sobre las consecuencias de la salida de Reino Unido de la Unión Europea y avisa de que el comercio se va a ver dañado y las inversiones también van a ir rebajándose poco a poco, lo que puede mostrar rebaja de actividad económica dentro de un tiempo cuando ya tengamos los términos de la salida acordados por ambas partes.
 
Otro punto de apoyo para el mercado ha sido la parada de la debilidad del dólar tanto en el eurodólar como en el dólar yen.
 
En el eurodólar, ayer acabamos dejando una karakasa invertida de la media de 200 sesiones, lo que se interpretó como una parada técnica que cortó una debilidad del dólar que no hace otra cosa más que apoyar la debilidad del gobierno norteamericano para sacar adelante sus proyectos estrella que deberían apoyar fuertemente el crecimiento económico.
 
eurusd

 
Situación, un poco parecida, con el dólar yen, ya que la cercanía a la sobreventa también generó una vela de vuelta.
 

 
Esta vuelta a la fortaleza del dólar que vimos en el día de ayer coincidió con el rebote de Estados Unidos, todo el mercado está fijándose ahora mismo en el mercado de divisas para saber hacia dónde debemos ir, porque nueva fortaleza del dólar podría apoyar nuevas subidas en los mercados de riesgo, pero si se retoma la debilitar, podría haber presión bajista para el riesgo otra vez.
 
Con la apertura de Wall Street hemos conseguido tener algo de movimiento y por lo menos las velas que está dibujando el mercado son algo más grandes que las de esta mañana, así que el aburrimiento ha conseguido paliarse de alguna manera.
 
 
El movimiento fuerte ha aparecido en cuanto hemos conocido que la confianza del consumidor de la Conference Board nos ha dado una sorpresa y ha tenido un repunte muy importante, por lo que todo el mercado se ha puesto a celebrarlo con subidas, aunque en Estados Unidos algunos niveles técnicos en el corto plazo están siendo muy duros de roer, lo que limita en cierta parte el impulso alcista.
 
Recordemos que ahora mismo el ambiente macroeconómico es el que está ayudando al mercado a sostener niveles, mientras por otro lado seguimos esperando cada nuevo paso que dé Donald Trump porque la confianza que tiene el mercado en él se ha visto deteriorada de buena manera al ver que no es capaz de sacar adelante su ley de reforma sanitaria y pone en duda que sea capaz de sacar la de infraestructuras y reforma fiscal.
 
El ver que la confianza del consumidor ha tenido una buena subida, vuelve a recordar a todo el mundo la situación macroeconómica en la que nos encontramos y da mas apoyo para que la Reserva Federal siga pensando en subir los tipos de interés.
 
En estos momentos en Estados Unidos la mayoría de los sectores del SP 500 están en positivo aunque el de cuidados de la salud es el peor con un descenso de -0,43%, por motivos obvios. Las mejoras no son nada del otro mundo y como mucho el de materiales es el que más está subiendo con 0,42%.
 
En Europa, la mayoría de súper sectores están en positivo salvo el de bebidas y alimentación con un descenso de -0,25% y el de telecomunicaciones bajando -0,17%.
 
El de automoción y recambios sube 1,15% y el de recursos básicos 1,1%.
 
Parte de la atención siguen estando en el mercado de divisas en donde el eurodólar mantiene la fortaleza y ahora mismo ha girado ligeramente en positivo y mantiene el ataque a la media de 200 sesiones, pero sin superar el máximo de la figura bajista creada en el día de ayer.
 
Por parte del dólar yen, tenemos una situación similar pero a la inversa, dejando una vela de vuelta en el día de ayer, estamos en negativo -0,33% y mucho cuidado si perdemos el mínimo porque mandaría más debilidad al mercado y más muestra de la desconfianza que hay en la capacidad de Donald Trump por llevar adelante sus programas. En este par en particular, debemos tener en cuenta que estamos ya metidos prácticamente en la sobreventa y eso en algún momento acabará siendo una carta jugada por el mercado para buscar un rebote.

El saldo de las instituciones al cierre de ayer sigue siendo ligeramente vendedor, por lo que no hay cambios desde hace ya unos días.
 
La subasta de deuda de Alemania a 2 años marca subida de rentabilidad
 
Hoy se han puesto en circulación cerca de 2900 millones de euros de deuda a dos años que se ha cubierto por muy poco, ya que la demanda solamente era de 1,1 veces la oferta, bajando fuertemente desde el 1,8 veces del anterior cuando se colocaron 4145.
 
La rentabilidad ha mejorado pasando de -0,92% -0,71%. Esto apoya totalmente el movimiento técnico que estamos observando durante todo el mes en donde existe el peligro de dejar una envolvente bajista en el gráfico de meses.
 
Además, si tenemos en cuenta que el Bundesbank se ha quedado 1107 millones de euros de deuda para operaciones, prácticamente nos hemos quedado a un paso de no cubrir la oferta.
 
La Cámara de Comercio de Alemania vuelve alertar de los peligros del Brexit
 
El máximo responsable de la Cámara de Comercio de Alemania dice que la inversión en el largo plazo se va a reducir de forma significativa y que deberíamos esperar superiores descensos en el comercio los próximos meses. Apunta a que la salida de Reino Unido de la Unión Europea va a dañar de forma significativa a las empresas alemanas.
 
Los datos de Europa de hoy:
 
Italia:
 
Pedidos industriales de Italia del mes de enero nos deja un revés muy importante pues pasamos de un crecimiento del 2,8% a tener un descenso -2,9%. En la interanual pasamos de estar en negativo -0,9% a tener un disparo muy importante de un crecimiento del 8,6%.
 
Para las ventas, en el mes nos metemos en negativo desde un crecimiento del 2,6% pasando a -3,5%. En la interanual hay un frenazo importante al pasar de una subida del 9,4% a sólo del 1,5%.
 
Los datos de EEUU de hoy:
 
- Avance de la lectura de balanza comercial de bienes del mes de febrero sigue manteniendo un déficit considerable, pero se reduce en cerca de 4000 millones hasta los 64.800, más bajo de lo esperado que era reducirse en 2000 millones.
 
- Lectura preliminar de los inventarios mayoristas de Estados Unidos del mes de febrero nos deja un incremento del 0,4%, por encima del 0,2% esperado y además compensa el descenso de -0,3% anterior.
 
Esperemos que este incremento venga para reponer los almacenes pensando en un repunte de las ventas minoristas en poco tiempo.
 
Dato ligeramente positivo para el mercado,  bueno para la economía, negativo para los bonos y bono para el dólar.
 
- Precios de las viviendas en 20 áreas metropolitanas de Estados Unidos del mes de enero calculados por Case Schiller nos dejó una variación interanual del 5,7%, por encima del 5,6% esperado y subiendo desde el 5,5% del mes de diciembre
 
Buenas noticias para el mercado inmobiliario, para la economía norteamericana, también para la Reserva Federal porque les apoya la subida de tipos, ciertamente agridulce para el mercado, bueno para el dólar y malo para los bonos.
 
- Confianza del consumidor de la Conference Board en el mes de marzo tiene un movimiento alcista muy importante, pues pasamos de 116,1 hasta 125,6, mucho mejor de lo esperado que era bajar hasta 114.
 
El indicador de situación actual sube de 134,4 a 143,1.
 
El indicador de expectativas sube de 103,9 a 113,8.
 
Los datos del mes pasado han sido revisados al alza.
 
El indicador de puestos de trabajo difíciles de conseguir baja a 19,5 desde 19,9. El dato anterior ha sido revisado a la baja.
 
Como podemos ver, es algo muy positivo para el mercado y también para la economía, tener a un consumidor con mucha confianza puede hablar de mayor gasto del consumidor y por ello mayor soporte para la economía. La reserva Federal también se puede ver apoyada. Es positivo para el mercado, negativo para los bonos y positivo para el dólar.
 
- Indicador de manufacturas de la Reserva Federal de Richmond del mes de marzo sube de 17 a 22 cuando se esperaba bajar a 16.
 
El indicador de envíos de manufacturas mejora un poquito de 16 a 17.
 
El sector servicios nos da la mala noticia pues baja de 15 a 9.
 
No es bueno ver divergencias entre sector de manufacturas y el de servicios, sobre todo porque el de servicios es más potente que el de manufacturas a nivel nacional, aunque este es un dato regional.
 
La cifra es ligeramente positivo para la economía, aunque compensa mucho ver el paso atrás del sector servicios. Agridulce para el mercado, ligeramente positivo para el dólar y ligeramente negativo para los bonos.
 
Resumiendo la sesión: mejoras en Europa apoyadas en Estados Unidos al ver que los dos mercados se han retroalimentado al buscar sustituir el apoyo de Trump por el apoyo en la mejora económica.