Estrategia del valor relativo
en la categoría de Trading
Un inversor con una cartera de 1000 acciones de Repsol quiere cambiarlas por una cantidad equivalente de acciones de BSCH porque cree que éstas tendrán mayor revalorización. No quieren desprenderse de los títulos de Repsol pero tampoco tiene dinero para comprar BSCH. Puede lograr su objetivo vendiendo futuros de Repsol y comprando los equivalentes de BSCH. El inversor vende 10 futuros (1000 títulos) sobre acciones de Repsol con valor nominal de 18.200 euros, de BSCH con 17 futuros de esa acción (11.10*17 contratos *100 acciones por contrato). Con esta proporción se asegura una inversión casi igual en ambos activos. Pasados dos meses, los futuros de Repsol cotizan a 19.80 euros y los futuros de BSCH cotizan a 13.60 euros. El inversor conserva sus 1000 acciones de Repsol que ahora cotizan a 19.60 euros. Ésta es la situación final:
Acciones de Repsol: (19.60-18)*1000=1.600
Fururos de Repsol: (-19.80+18.20)*10*100=-1600
Futuros de BSCH: (13.60-11.10)*16*100=4.250
Total beneficio: 4.250 euros.
El inversor conserva sus acciones en Repsol, ha reducido su exposición ral en dicha acción y la ha aumentado en BSCH.
Palabras relacionadas: Futuros sobre acciones