Fondos, la habilidad del vendedor
en la categoría de Fondos
Al suscribir fondos ocurre lo mismo que al comprar coches. A veces, el interés del vendedor no coincide con el del comprador. El vendedor puede estar presionado por la política comercial de su empresa y no es raro que el comprador entre a comprar un monovolumen familiar y salga con un deportivo rojo.

En el caso de los fondos estar bien informado es un factor decisivo. La diferencia de resultados entre invertir con buena información y seguir la inversión con disciplina o invertir intuitivamente, es abismal.


Hay que saber controlar tanto las ganas viscerales de ganar rápido que nos atacan en las subidas desaforadas como el miedo impulsivo que nos despiertan las bajadas vertiginosas. Como dijo Antonio Rabinad al examinar el pasado de su vida: “ni mis miedos fueron para tanto, ni mis ilusiones, tampoco”. Si nos dejamos vencer por nuestros instintos el resultado podría llevarnos a perder no poco dinero.


En pocas decisiones de su vida el informarse previamente le será tan rentable como al suscribir fondos. Fórmese (adquiera conocimiento), infórmese (sepa distinguir el grano de la paja) y, sólo después, actúe.