Operación a crédito
en la categoría de Banca y finanzas
Una operación bursátil puede hacerse al contado (quienes tengan dinero y dispongan de valores) y a plazo (que se puede hacer sin tener el dinero o sin disponer de valores). En este tipo de operaciones el comprador de acciones recibe dinero o acciones a crédito. Se realiza la operación y, finalmente, el inversor está obligado a devolver el dinero o las acciones y a pagar los intereses pactados.
Condiciones del crédito

Para operar a crédito es necesario que el inversor se lo comunique a su sociedad o agencia de valores. Una vez comunicada la decisión, el inversor, la sociedad de valores y la agencia o sociedad de valores firmarán un contrato de Crédito al Mercado que regulará todas las operaciones que se vayan a efectuar. En el contrato se detallará el importe máximo de la línea de crédito concedida. El importe mínimo establecido por las sociedades rectoras para operar a crédito es de 200.000 pesetas. El máximo es de 50 millones.