Lo primero que debemos hacer es calcular los euros expuestos a bolsa, además de localizar el riesgo (regiones) para buscar el instrumento de cobertura que mejor se adapte. Por ejemplo, si tenemos una cartera totalmente expuesta a RV USA no valdría de nada cubrir ese riesgo con futuros u opciones del Eurostoxx. En nuestro ejemplo, el 30% de la cartera