Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading
Importante deterioro en la información adelantada de ciclo que recoge el índice en el primer mes de 2014. El GdC Crecimiento Global cae con fuerza y alerta del riesgo de una potencial desaceleración de la economía mundial en el primer trimestre de 2014. El indicador cede 1,28 puntos en enero, hasta los 0,85 puntos, un dato que es mínimo desde julio, cuando el indicador volvió a situarse por encima de 0 (nivel que refleja la media de los últimos 20 años) después de casi dos años en negativo.

Mayo de 2011 y junio de 2012 son las dos últimas fechas donde encontramos caídas del indicador del ciclo de similar intensidad. Grecia (mayo de 2011), y España e Italia (junio de 2012), fueron los responsables del deterioro de la información adelantada de ciclo en aquellos episodios. En esta ocasión la crisis en los mercados emergentes se configura como el principal foco de inestabilidad.



Cuando analizamos los distintos componentes que constituyen el índice observamos que la corrección viene fundamentalmente por el deterioro de la actividad industrial, el sector más cíclico de la economía y altamente correlacionado con el comercio mundial. Las exportaciones de Corea, que reflejan pedidos de fábrica del último trimestre de 2013, y el empleo en EEUU, que es un indicador retardado, son los únicos componentes que han contribuido de forma positiva a la variación mensual del índice.

La confirmación de esta tendencia durante el mes de febrero, y la potencial caída del índice que le lleve a perder el nivel 0, puede ser una señal clara de deterioro de la actividad económica. El tiempo nos dirá si se trata de una corrección coyuntural, pero se trata de una señal de alerta importante que debemos seguir muy de cerca. Si se confirma el peor escenario deberán ser los precios del mercado los que corrijan sus expectativas que, como explicamos en el post del 13 de enero “La macro bien, pero el mercado espera que vaya a mejor”, están descontando un ritmo de crecimiento de la economía mundial muy superior al que la información macroeconómica adelantada permite anticipar.