A corto plazo, "podemos situar la resistencia en los 3.62 euros - últimos máximos relativos- y mientras se mantenga por debajo de estos niveles lo más probable es que continúe corrigiendo hasta niveles de 2.50 euros". Así lo asegura Alejandro Martín, subdirector en España de Hanseactic Brokerhouse, quien señala que en esta zona "encontraría un soporte relativo que podría servir de forma temporal". "Pero lo mejor es estar fuera mientras siga cotizando por debajo de ese nivel", señala Martín.