Nuevos mínimos interanuales en los rangos de variación en términos porcentuales que reflejan la falta de acción en el mercado. El catalizador que nos saque de la atonía puede ser la rueda de prensa que mañana dará Trump.

 
El Ibex 35 encadena siete sesiones consecutivas dentro del rango estrecho delimitado entre el máximo anual situado en 9.552 y el soporte menor situado en 9.413. Una circunstancia con pocos precedentes que lleva a las volatilidades y a los rangos a mínimos interanuales; el rango medio de variación diaria en porcentaje de las últimas 14 sesiones roza el punto porcentual marcando mínimos no vistos desde febrero del año 2007. De forma paralela, el volumen de contratación no consigue repuntar ahondando en la senda decreciente activada durante las pasadas vacaciones.
 
Ibex 35 en gráfico diario con Rango medio de variación en porcentaje, oscilador MACD y volumen de contratación
Fuente: VisualChart y elaboración propia

De esta manera, el mercado se encuentra parado y busca catalizadores que lo saquen de su letargo. En este entorno, la rueda de prensa que ha convocado mañana Trump en Nueva York y que es la primera después de las elecciones, adquiere un mayor protagonismo. Mientras llega, poco que rascar pues el rango es demasiado estrecho y solo permite plantear una operativa intradiaria como la comentada a la apertura de esta mañana. Los que se encuentran dentro, que presten atención a la dirección de la ruptura que suele dominar en las siguientes sesiones alimentada por el salto de stops y la toma de nuevas posiciones.