El experto analiza el aspecto técnico de Twitter y establece una estrategia de trading para la red social de los 140 caracteres.


La verdad es que Twitter es una de esas historias que nos tienen que hacer reflexionar. Bien es cierto que a nivel técnico empezamos a tener un cierto histórico, pero es un ejemplo de cómo las OPVs suelen tener márgenes de muchísima volatilidad. La impaciencia de muchos operadores hace que no termine de definirse lo que vemos en el mercado, mientras que éste necesita tomarse su tiempo.

En uno de los valores del día que analizamos anteriormente intentamos analizar Twitter buscando un patrón de continuación bajista como así se produjo, llegando a los mínimos de 38,80 dólares con un hueco muy importante y luego el castigo nos hizo alertar de los peores temores.

Como sabemos Twitter es una compañía que tiene potencial porque tiene muchos usuarios. El tema es cómo valoramos a esos usuarios y qué valor le podemos dar a esos usuarios. Luego todo lo que hace el mercado son hipótesis y especulaciones en base a lo que pueden hacer esos usuarios, pero el negocio todavía no está desarrollado.

Twitter por muchos usuarios que tenga es una compañía cara. Sí que es cierto que la capacidad de generar beneficios con los costes que tiene esta compañía, evidentemente los márgenes de error suelen ser enormes. Pero está todo por hacer, aunque todo es factible en este negocio.

Evidentemente entendemos que las cosas se tienen que justificar y en este caso son injustificables. Es cierto que ha recuperado el movimiento alcista y relativamente tenemos niveles para intentar cualquier tipo de operativa.

Si lo que pretendemos es comprar lo que tenemos que hacer siempre es fijarnos niveles escalables en los precios. En este caso tenemos un nivel de stop muy claro en el hueco dejado. Con lo cual, una operativa responsable alcista podría basarse en un apoyo en torno a los 42 dólares suponiendo que el hueco va a servir de soporte. La pérdida de los 38,80 dólares supondría que el siguiente soporte se situara en torno a los 36 dólares marcaría definitivamente la pérdida de esta aceleración alcista.