Situación técnica, soportes y resistencias, de los principales índices bursátiles en un análisis realizado por Andrés Jiménez, de Enbolsa.net.  
 
Los inversores de medio plazo si no están dentro sólo les toca esperar porque la distancia que tiene sobre la media móvil es tan enorme que es muy difícil plantear una estrategia óptima porque ¿dónde colocamos el stop? Es importante que los inversores de medio plazo espan cuál es la dirección natural que lleva el precio y a partir de ahí elegir un momento óptimo para entrar. Lo que le toca al inversor ahora es esperar a que se produzca una corrección porque vemos una estructura alcista en el mercado europeo con lo que cada proceso correctivo no es más que una oportunidad para entrar. 

Además esto se justifica con los flujos de capitales. Parece que algunos piensan que estamos en una zona de construcción de techo o distribución. En los flujos de capitales podemos ver que en la parte alta aparecen las zonas de mercado que se ven favorecidas por la entrada de capitales. Solo los bonos soberanos por encima de más de 10 años están recibiendo capitales. Cuando comencemos a ver materias primas en la parte alta y bonos corporativos, será cuando estemos construyendo un techo en los mercados de capitales.  La idea de que cualquier proceso correctivo es una oportunidad para incorporarnos al mercado, sigue estando vigente. 

En Estados Unidos, el S&P500 acaba de superar los máximos de 2014, donde tiene un nivel de soporte importante en los 1.085 puntos. El mensaje global que nos manda el mercado sigue siendo positivo para la renta variable. Teniendo eso claro, a corto plazo es evidente que a lo largo de una fase impulsiva nos encontraremos con semanas positivas y negativas alternas. 

A comienzos de febrero veíamos una posible evolución del mercado europeo para completar la secuencia que llevaba a cabo y veíamos que todavía le quedaba una pauta más para completar la onda 3. En la zona de 400 puntos sería la clave para la finalización de la onda 3. El viernes se acercó a esa zona con lo que entramos a una zona de posible frenazo a ese impulso, lo que puede generarnos la oportunidad de formación de la onda 5. Si hacemos un zoom para ver cuál puede ser el movimeint ode los próxmos días, se ve qeu el mercado ha ido dibujando una pauta definida y además en la parte final no aparece divergencia alcista. Los finales de onda se verán  por la generación de síntomas de agotamiento como puede ser una divergencia o figura chartista. Todavía podemos ver un pequeño recorrido dentro del mercado europeo.  Si se aproxima a la zona de 383 puntos será la oportunidad para aprovechar el último tramo antes de que genere la divergencia y comience la corrección.