El experto analiza la evolución técnica de los principales índices estadounidenses después de que el jueves sufrieran su mayor caída intradiaria del año.


DOW JONES

En definitiva la caída del jueves lo que hizo fue terminar de profundizar el profundizar que viene haciendo el índice desde los máximos de septiembre en torno a los 17.350 puntos. Si bien en la jornada de ayer se había logrado una caída bastante importante.

Sin embargo, esta señal de reversión alcista no logró ser consistente. No se confirmó en la jornada del jueves y los precios han variado nuevamente a la baja para alcanzar mínimos en torno a zona justamente de 16.650 puntos. Toda la atención está puesta en la zona de soporte de los 16.600 puntos. Es una zona que no es ni más ni menos que la media móvil de 200 jornadas, que muchas veces actúa como nivel de contención.

Si tenemos en cuenta el comportamiento de la gráfica, este índice desde septiembre del pasado año, podemos ver que cada vez que fue a testear esa zona de mínimos siempre aparecieron compradores. Hubo un quiebre marginal de esta media móvil hacia comienzos del presente año.

Rápidamente los precios lograron recuperarse. Un nuevo testeo del promedio móvil de 200 días hacia el mes de agosto y es una vez más donde los precios lucharán para si efectivamente logran retomar la tendencia alcista o si estamos en una fase correctiva algo más importante.

Por tanto, toda la atención estará centrada en la zona de soporte de los 16.600 puntos, sabiendo que mientras esa zona no sea quebrada, podíamos eventualmente retomar la senda alcista, como fue en oportunidades previas.

S&P 500

El mercado viene mostrando una zona de soporte bastante importante como pueden ver. Hay una línea de tendencia alcista que une techos previos que si trazamos la paralela y la apoyamos sobre los mínimos de febrero, vemos que es la zona que actualmente está quebrando el mercado, que estaba reconociendo como nivel de soporte.

Sin embargo, en la jornada de este jueves, el canal está siendo quebrado y eso indudablemente lo lleva de forma directa a atacar la media de 200 días que como pueden ver actualmente se concentra en torno a los 1.900 puntos, que también está representado por los mínimos de agosto pasado.

Esta zona de 1.900 y 1.890 puntos es la clave y esperamos que sea buscada en el corto plazo y va a estar dependiendo de la firmeza de estas instancias, para que los precios puedan retomar la tenencia alcista como tendencia o asumiendo que, efectivamente, que el proceso correctivo iniciado en septiembre pasado termine agudizándose hacia las próximas semanas.