El especialista en mercado de divisas de Interdin, Manuel Domínguez-Blanco, analiza la situación del par libra-dólar.

Hoy es un día interesante, después de que ayer, como se esperaba, la Fed anunciara el tercer recorte de estímulos. En el cruce euro-dólar, el consenso de mercado muestra un euro muy débil, precisamente por el recorte de estímulos por parte de la Reserva Federal. Ahora bien, de momento su precio mantiene el soporte en 1,38 euros y sigue descontando un euro alcista hasta la zona de 1,40 euros.

"Si nos fijamos en la capitalización mensual, vemos cómo prácticamente está liberado de resistencias". La resistencia en la zona de 1,36 euros es bastante sólida, por lo que estamos asistiendo a un ligero retroceso.

El cruce libra-dólar se encuentra en niveles de capitalización bastante fuertes, apoyado por la fortaleza de la economía inglesa. Podemos observar en este cruce exactamente las mismas divergencias que caracterizaban al anterior cruce. Así está marcado por cierta sobrecompra y por una pérdida de fuerza.

Si observamos un gráfico diario, podemos observar un reciente retroceso. Pero a la vez, la zona de 1,64 marca un sólido soporte. Por ello, se trata de una señal de compra.

Para operar, introduciría un stop en la zona de 1,64 para lo que nuestro objetivo sería superar los 1,68 euros. Apostamos porque la libra sea alcista por mucho tiempo y vuelva a máximos.