Rubén Ullúa, analista de mercados financieros, analiza la situación técnica del EURUSD 

Se observa la fuerte caída que ha tenido el par dese mayo del año pasado, pasando desde niveles máximos de 1.3990 a mínimos de 1.046 dólares. 

El cruce ha comenzado a tener un proceso de recuperación en los últimos dos meses con un máximo en 1,1465. Desde ese nivel se ha producido un comportamiento volátil. La corrección iniciada el pasado viernes podría ser limitada pues, trazando un Fibonacci desde los mínimos anteriores desde 1,1040, la zona de 1,1030 se muestra como una zona de contención porque coincide con el 61,8% de Fibonacci. Ahí los precios podrían retomar la senda alcista con objetivo en 1,1460 ó incluso 1,16-1,17, que es justamente donde se concentra la media de 200 sesiones.

Sólo un quiebre de la zona de 1,10 nos podría alertar de caídas mayores, hasta niveles de 1,0818 ó 1,0650-1,06.
Actualmente creemos que el par ha recuperado la senda alcista y superará la zona de 1,1465 en próximas semanas. Basamos esta idea en el comportamiento de los fondos especuladores, pues hay grandes posiciones netas de venta. Además, el consenso bullish-alcista, es muy bajo, lo que muestra que hay demasiado negativismo que tendría que ir reduciéndose. Así, el mismo movimiento de recuperación debería reducir las consideraciones bajistas.