Rubén Ullúa, analista de Mercados Financieros, analiza la situación técnica del EURUSD tras las fuertes caídas que ha tenido en las últimas semanas por las palabras del BCE. 
 

Desde marzo ha dibujado un canal alcista, observamos que la caída de la última semana nos sitúa en una zona de soporte importante, en torno a 9,50, que coincide con el 61,8% de Fibonacci de todo el avance previo. En la medida en que los precios se sostengan entre 1,10-1,0940, podríamos tener un movimiento de recuperación para recortar la bajada de las últimas sesiones y encaminarse hacia 1,11-1,12 ó incluso 1,13. Por encima de 1,13 podría ir a buscar los 1,15, que es la principal resistencia para poder liberar avances más importantes.

Sólo un quiebre de 1,10 estaría comprometiendo esta lectura y el par podría ir hacia 1,08 dólares, aunque no es la lectura que vemos más factible.