Juan Enrique Cadiñanos, private equity manager de Millard Equity, analiza la situación técnica de Banco Santander y BBVA.



BANCO SANTANDER
Vemos una tendencia claramente alcista en el largo plazo. Desde los 4,50, nivel desde el que ha ido progresando favorablemente con consolidaciones, entre 5-5,50 y 5,80-6,50. Actualmente se encuentra en otra zona de consolidación, en los 7,69 y 7,94 euros, donde tiene un doble máximos que le podría costar superar. Por ello, quizás sea mejor deshacer de forma parcial las posiciones. Si vemos finalmente que supera esta zona, podríamos entrar.
Por la parte baja, si pierde los 7,69 euros, atacará los 7 euros, donde tiene un soporte de corto plazo.
Si no tiene posiciones, no las tomaría hasta ver una bajada hasta 7,41 euros.

BBVA
La evolución técnica es parecida a la de Santander, aunque la tendencia alcista no es tan pronunciada. Sigue siendo alcista en el largo plazo desde los 4 euros, con consolidaciones intermedias entre 6-7,40. En el corto plazo no ha superado los 9,68-9,80, por lo que pasa a ser una resistencia importante y me decantaría por deshacer posiciones, al menos, de forma parcial. En cambio, la superación de los 9,80 euros daría pie a la toma de posiciones largas.
Una caída a los 8,40 daría lugar a toma de pociones largas.

Sería más cauto con BBVA que con Banco Santander, puesto que su situación técnica está más indefinida.