El experto analiza el aspecto técnico de la compañía de comercio electrónico estadounidense.
Si miramos el conjunto del mercado, estamos viendo como los nuevos máximos del mercado parece que reactivan la tendencia claramente alcista que se observaban en los principales índices americanos. Esto nos invita a seguir comprando desde un criterio de prudencia. La subida desde el 2009 nos pone en perspectiva y la inyección de dinero por parte de la FED ha alimentado este crecimiento de los precios.

Ateniendo a la tendencia, ha sido muy exagerada por la compra de bonos por parte de la Reserva Federal. Aunque mirando la estructura sectorial estamos viendo algo que nos llama la atención. Los nuevos máximos del mercado no están acompañados de consumer services que entre otras áreas no ha estado liderando la debilidad del mercado, al contrario.

Ahora está perdiendo fuerza relativa. Al final estamos viendo una zona de distribución y todo hace pensar que el mercado seguirá su directriz alcista, aunque hay que ser prudente. De hecho, podríamos replantearnos en el sector alguna posición bajista.

Yéndonos al subsector en concreto, en el que se encuentran compañías como Macy’s, Wal-Mart, JC Penney o Amazon. Para ser más exactos ha subido la friolera de un 173%, cruzando los precios desde sus máximos.

Dentro de las compañías nos encontramos con Amazon. Es una empresa de la que hemos venido advirtiendo a lo largo de todo este año que la tendencia alcista queda en entredicho. Sí que es cierto que el valor ha continuado marcando un rally asombrosamente espectacular y básicamente nos encontramos con una subida de un 1158%.

Eso deja la cotización en una capitalización de 141.000 millones de dólares, con un PER de 480 veces. Extraordinariamente caro.

En este sentido, vamos a tratar de hacer una idea bajista en el precio y actualmente Amazon está en una fase de subida, pero dentro del proceso correctivo, que podría llevar al precio a los 170 dólares y ajustar ese ratio PER.