Daniel Pingarrón, estratega de mercados de IG, repasa todos los asuntos más destacados de la actualidad de los mercados.

 
La siguiente cita que tenemos sobre la mesa, después de la reunión del BCE y de la OPEP, es la reunión de la FED donde se puede tomar decisión de subida de tipos de interés. ¿Cree que se van a subir los tipos de interés después del último mal dato de empleo que conocimos el pasado viernes?

Creo que no se van a tocar los tipos de interés. Así lo ve con claridad el mercado. Antes del pasado viernes había más de un 50% de que se subieran los tipos de interés. Ahora esas posibilidades se han reducido mucho. No hay más de un 30% de posibilidades de que se suban los tipos de interés en julio. En junio hay muy pocas, menos de un 5%. Yo creo que será septiembre la fecha señalada para subir los tipos de interés. El viernes pasado tuvimos un dato de empleo muy sorprendente que contrasta mucho con el ritmo de datos macroeconómicos que estábamos conociendo de la economía americana, que apuntaban a que se estaba fortaleciendo. Nada hacía presagiar una sorpresa tan rotunda como la que tuvimos el pasado viernes, donde se esperaba una creación de empleo de 160.000 empleos y se crearon solo 38.000. Incluso tuvimos la revisión a la baja de los datos de abril y marzo. Pienso que con ese dato las posibilidades de subir los tipos de interés durante este verano se han reducido mucho. Lo hemos visto con el euro-dólar que se ha ido casi al 1,14. La rentabilidad de la deuda americana ha bajado con bastante fuerza y lo bueno es que esta semana las bolsas están aguantando bastante.

El S&P 500 se mantiene a poco menos del 1% de sus máximos históricos con todo esto. ¿Cree que se puede producir una rotura al alza o debemos manejar un escenario más correctivo que repercuta al resto de índices?

Tenemos al S&P 500 por encima de los 2.110 puntos en máximos anuales. Estamos a 20 o 25 puntos de esos máximos históricos. Creo que los vamos a tocar. Nos vamos a ir a esa zona. Aunque otra cosa es si los vamos a pasar con claridad. Si se confirma que no hay Brexit podemos tener impulso para tantear esa zona. De ahí a pasarlos e irnos a los 2.200 puntos, eso es harina de otro costal. Pero que vamos a pulular estos meses en torno a los máximos históricos yo sí que lo veo.

¿Cuáles son los próximos niveles que puede visitar ahora mismo el petróleo?

El petróleo y en general todas las materias primas este escenario alcista que hemos tenido, creo que se deben al mal dato de empleo en Estados Unidos y a la debilidad que ha transmitido al dólar. El viernes, antes del dato, el euro-dólar estaba en 1,11 y ahora casi estamos en el 1,14. Esos 300 puntos básicos que ha ganado el euro-dólar le ha venido muy bien a las materias primas. Creo que es una de las claves que no nos hemos venido abajo en las bolsas. Las materias primas han tirado y ha ayudado bastante a la renta variable europea y americana. Creo que lo que tenemos que celebrar es que el petróleo, después del fracaso de la reunión de la OPEP, está interiorizando que ya no hay esas amenazas que teníamos a principios de año por el lado de la demanda. Y por el lado de la oferta, de la parte no convencional, se está destruyendo mucha oferta por lo que va a llegar a un equilibrio mucho antes de lo previsto. Con eso creo que ya estamos en zonas mucho más cómodas. En un momento dado podemos perder los 50 dólares pero dudo que perdamos los 45 dólares. Creo que estructuralmente hemos ganado varios dólares en el precio del barril y ahora se podría mover en una larga horquilla entre 55 y 45 dólares, aproximadamente.

Sobre mercados europeos tenemos el escenario del Brexit sobre la mesa este mes y las elecciones españolas. ¿Cómo puede canalizarse en las bolsas según el resultado que salga? ¿Qué escenarios maneja?

Sobre las elecciones españolas creo que es un catalizador menor del mercado. En todo caso puede afectar muy moderadamente a la renta variable española, a la prima de riesgo, pero creo que no va a condicionar a las bolsas europeas. Lo hemos visto en los últimos seis meses. Estos meses con ausencia de gobierno, con incertidumbre política, el comportamiento de los activos españoles ha estado en línea con los de la media europea. Si nos fijamos lo que ha hecho los últimos meses el Ibex 35 frente al Eurostoxx ha tenido un comportamiento calcado. Si nos fijamos el comportamiento que ha tenido la deuda española cotizada respecto a otras deudas similares tampoco ha habido una gran afectación por esa circunstancia. Creo que a raíz de que se conozcan las elecciones y en los meses posteriores de negociación de un nuevo gobierno dudo mucho que eso afecte de manera diferencial a los activos españoles. Tan solo si finalmente se formase un gobierno que no fuera en absoluto del gusto del mercado podríamos tener ahí algún tipo de turbulencia. Pero de momento a largo plazo no creo que eso pase.

Con respecto al Brexit, algunas de las últimas encuestas han igualado mucho más la intención de voto del Brexit frente a la permanencia. Hace un par de semanas las encuestas apuntaban a que la opción de permanecer dentro de la UE tenía ventaja frente a la otra y ahora parece que las cosas se están igualando. Con todo, las casas de apuestas siguen dando un bajo porcentaje de éxito a la posibilidad del Brexit: no más del 25%. Creo que los británicos no van a votar a favor del Brexit, creo que sobre todo eso va a tener un fuerte impacto alcista en la libra esterlina y pienso que puede que eso tenga un efecto positivo moderado sobre el resto de renta variable europea. Quizá ese sea el factor que estén esperando las manos fuertes del mercado para posicionarse y de alguna manera comprar cuando se confirme ese escenario y no ahora que existe la posibilidad de que tengamos ese evento negativo para el mercado. Creo que eso podría llevarnos a Europa a los máximos anuales e incluso superarlos.

De valores en concreto quería preguntarle por Popular, que es el que está más en boca de todos. ¿Entraría ahora en el banco español después de la ampliación de capital?

La verdad es que tengo muchas dudas. Absolutamente todos los análisis que leo al respecto están muy divididos. Más o menos hay un acuerdo en que Popular no es un valor atractivo en el medio plazo, tiene problemas muy importantes. Pero por otro lado es verdad que la ampliación se ha hecho con un descuento muy agresivo y que cotiza barato. Entre otras cosas esto puede motivar que otro banco lo pueda comprar y en ese caso sí habríamos hecho una buena inversión. Tengo muchas dudas y ante las dudas seguramente lo mejor es mantenerse fuera o apostar por otro tipo de valores.