Las bolsas europeas andan flojas todo el día, ante todo por dos sectores el petrolero y el bancario.
 
En Europa se han  dado, por un lado a las 11h, indicadores de sentimiento económico, que muestran una mejora de la confianza al mejor nivel desde hace seis años. Bastante mejor de lo esperado, según datos dados por la Comisión Europea.
 
Por otro lado se ha dado la inflación alemana, que ya se ha plantado muy cerca del 2%. La presión alemana para que Draghi abandone la QE va a seguir siendo muy alta, y más si rebasan ese objetivo. Si hay un país en el mundo, donde se demoniza a la inflación ese es Alemania, donde en el inconsciente colectivo quedaron los episodios de inflación de principios del siglo pasado como una gran catástrofe económica. Vayamos preparándonos, para oir hablar de Tapering, dentro de pocos meses, si no antes, y con la burbuja de deuda que hay…
 
De los 20 sectores del stoxx 600 tan solo 1 , el de telecos, está en positivo y por muy poco, apenas el 0,1% gracias a Vodafone que sube por operaciones corporativas con la India.
 
Mientras, en Italia, UBI Banca se desploma durante toda la jornada, de hecho es el peor valor del stoxx600 tras decir que sus ratios de capital no cumplen con las exigencias del BCE. Y todo esto cuando están esperando la ampliación de capital de 13.000 millones para reforzar su balance.
 
Los signos de inflación elevada en Alemania, como no podía ser de otra manera, están generando ventas de deuda periférica y también de deuda central. También está generando ventas de bonos, el hecho de que el candidato de la derecha francesa se ve envuelto en varios escándalos, lo que causa que se tema que Marie Le Pen tenga una oportunidad de llegar al poder. Si esto es así, Trump tardaría poco en apoyarla y ella menos en pedir la salida del euro, lo cual sería la puntilla definitiva para el proyecto europeo, tras el brexit. Claramente el mercado no valora del todo el avispero en que nos estamos metiendo con toda esta historia de los populismos. Esto es explosivo, y donde no hay populismo de extrema derecha, lo hay de extrema izquierda, aquí no se libra ni un solo país de las potencias.
 
Por otro lado, Wall Street no ha abierto nada bien, con el mini S&P 500 atacado y perdiendo la media de 200 en 60 minutos ante la fuerte presión bajista que tiene hoy. Hay que recordar que las manos fuertes no apoyaron el movimiento alcista de días anteriores, por lo que no es nada rara la bajada de hoy. O están ellos dentros o todo es muy poco fiable.  Y las manos fuertes no lo tienen claro con Trump. Persisten los rumores que dicen que podría no haber bajadas fiscales hasta mediados de 2018, lo cual sonaría a excusa de promesa incumplida. Este tema hay que seguirlo muy de cerca. Es muy importante.
 
El caso es que con todo esto, los 20.000 del Dow Jones están de nuevo en peligro.
 
 
El Dow era muy diferente cuando estaba a 10.000 que ahora que ha doblado a 20.000. Y si no vean esta infografía del Wall Street Journal.

s1


El viernes se dieron posiciones abiertas de los grandes especuladores en los grandes futuros americanos. Algunas de las que me llaman la atención.
 
En 30 años los operadores tienen muy claros los cortos.

s2
 
En petróleo parece que tienen fe ciega en la subida, como puede verse

s3
 
Mayor número de largos en petróleo desde junio de 2014. Y eso que está en lateral en los últimos tiempos, pero ojo al hombro cabeza hombro invertido que se ve en estos momentos en su gráfico diario, ahora mismo estaría en proceso de ruptura del Nick.
 
En el Russell sigue habiendo bastante optimismo

s4


Hace 3 semanas récord de largos.
 
Y mientras seguimos diciendo que la temporada de resultados está siendo estupenda, pero hay tantas formas de manipular los resultados. ¿Quieren ver una? Las recompras de acciones propias, algo muy muy de moda desde hace años, vean esta infografía:

s5


 
Como mínimo, los resultados por acción que se dan, hay que analizarlos bien, los incrementos pueden no ser tan verdaderos…