Las bolsas europeas suben fuertemente en la jornada de hoy.
 
De momento hay que ver las cosas en contexto.
 
Ni ayer la bajada tenía mucho sentido, ni hoy la subida es nada del otro jueves, simplemente se está cumpliendo el escenario más probable del que hablábamos ayer, decepción inicial tras el tema de Draghi, y posteriormente vuelta al mismo sitio.
 
Eso sí, nunca debemos perder de vista que sigue sin romperse el canal lateral donde estamos todas las bolsas europeas atrapadas desde un hace un año.
 
Nadie se va a arriesgar ya a estas alturas a meter dinero en bolsa mientras no se rompan techos, y al igual, nadie se va a meter corto en contra del BCE, que saque una QE en enero, y que les deje atrapados. Así que el mercado está, para estarse quieto de momento mientras no se rompan techos.
 
Además, no se preocupen que si hay QE, esto puede suponer una subida de tal calibre y de tanta duración que lo mismo da entrar algo después. Recuerden los casos de las bolsas de EEUU y de Japón entre otros… Fueron tendencias muy fuertes y muy sostenidas.
 
Pero por no verlo todo de color de rosa, las preguntas que uno se hace son:
 
1-      ¿Seguro que Draghi podrá sacarla con la total oposición de los alemanes?
2-      ¿Seguro que la hará si se ve por ejemplo que el día 11 de diciembre los LTROs que piden los bancos es un dineral y se cataloga el tema de éxito?
3-      Seguro que la hará si por ejemplo con la distorsión de precios habitual en navidades la inflación subiera en el dato de diciembre?
 
Son muchos “seguro y seguro”, y más cuando se ve a grandes bancos como Morgan Stanley diciendo que solo dan 50% de posibilidades. Pero claro, el mercado en realidad, ya se ha preguntado todos esos seguro, seguro, porque si no el Ibex ya estaría en 12.000 y está en poco más de 10.700 precisamente por eso….
 
Así que esta es la situación y así tenemos que manejarnos.
 
Y hoy, cómo no, dato de empleo. Escenarios:
 
1-      Dato de empleo algo peor de lo esperado, o en lo esperado. El mercado puede que no haga mucho caso.
2-      Dato de empleo mucho peor de lo esperado, con la sobrecompra enorme y gigantesca que tiene Wall Street puede ser usado como excusa para una buena toma de beneficios, aunque realmente sin llevarnos a ningún lado, las posibilidades de que Wall Street se caiga en serio aún no las vemos claras. Para ello, hay que ver a las manos fuertes pasando a claramente cortas, y que los máximos de valores que acompañan al índice empiecen a bajar. Ahora mismo según nuestros datos las manos fuertes están casi neutrales, y no se observan movimientos de ventas destacables.
3-      Dato de empleo mejor de lo esperado, sin pasarse, es el dato ideal, para las bolsas.
4-      Dato de empleo mucho mejor de lo esperado, rozando los 300.000 empleos, podría poner nerviosas a las bolsas con el tema de que incrementaría notablemente las posibilidades de subidas de tipos.
 
Según datos de Bespoke, si tomamos los datos de empleo de los dos últimos años, cuando sale mejor de lo esperado el S&P 500 sube de media más del 0,6%, sin embargo cuando sale peor de lo esperado sube menos del 0,15%.
 
Y ojo a esto, cuando sale mucho mejor de lo esperado, más de 100.000 de diferencias, si miramos desde 1998 todas las veces que pasó esto, nos da media de bajada de 0,19%. Y si tomamos los muy peor de lo esperado, con más de 100.000 de diferencia, media de subida de 1,41%. Como ven esto se produce por el miedo a los tipos de interés.
 
Lo que pasa es que en el actual ciclo alcista desde 2009, nunca hubo un dato tan malo,
 
Mientras esperamos el empleo, Vamos a presentar un par de capítulos resumidos muy interesantes, de los libros Hit and Rund trading I y II de Jeff Cooper.
 
 Capítulo 12 – Tirachinas
 
“A medida que la inestabilidad de los sistemas se hace más insostenible, los sistemas de personas que sobreviven a la crisis se vuelven más grandes y más fuertes”
 
– Ilya Progogine
 
Como mencioné en un capítulo anterior, no podemos comprar cada nuevo máximo y vender cada nuevo mínimo y esperar ser rentables. Queremos identificar qué rupturas son causadas por las “manos fuertes” y cuáles por las “manos débiles”. Las rupturas de expansión hacen un buen trabajo diciéndonos qué nuevos máximos o nuevos mínimos tienen la mejor probabilidad de continuación. Con los Tirachinas, voy a mostrarle la estrategia que utilizo para aprovechar las rupturas que inicialmente no son “reales”.
 
Creé la estrategia del Tirachinas tras darme cuenta de cuántas veces una acción alcanzaba un nuevo máximo (o mínimo) por una pequeña cantidad e inmediatamente se daba la vuelta. El mercado bajaba (o subía) durante un día o dos y a continuación se alcanzaba un segundo nuevo máximo (o mínimo), que resultaba ser el comienzo de una ruptura importante. Las rupturas falsas eliminan las manos débiles y la segunda ruptura un día o dos después es realizada por las manos fuertes.
 
Esto puede ser difícil de entender, pero las reglas y los ejemplos se lo aclararán.
Éstas son las reglas:
 
Para las compras
 
1.      Día uno: la acción alcanza un nuevo máximo de dos meses.
2. Día dos: el mercado alcanza un nuevo mínimo de un día por al menos 13 céntimos.
3. Sólo el día dos o tres: comprar si la acción cotiza 13 céntimos por encima del máximo del día uno.
4. Arriesgar dos puntos.
 
Para las ventas en corto
 
1.      Día uno: la acción alcanza un nuevo mínimo de dos meses.
2. Día dos: el mercado alcanza un nuevo máximo de un día por al menos 13 céntimos.
3. Sólo el día dos o tres: vender en corto si la acción cotiza 13 céntimos por debajo del mínimo del día uno.
4. Arriesgar dos puntos.
 
Resumen
 
Los Tirachinas son patrones de continuación de la tendencia con poco riesgo que hacen un buen trabajo filtrando nuevos máximos y mínimos falsos. Muchas veces las acciones tienen rupturas falsas y enganchan a los operadores de momento. Esta estrategia le permite esperar a que las acciones hayan eliminado a las manos débiles antes de que el momento general continúe.
 
Capítulo 13 – Whoops
 
“Engaña a los que te engañan”.
– Ovidio
 
Hace unos años, Larry Williams, el famoso trader de futuros, creó una estrategia que llamó “Oops”. El patrón Oops se activa cuando los precios abren por encima del máximo del día anterior para una posible venta, o por debajo del mínimo del día anterior para una posible compra. Se compra en el mínimo del día anterior más un tick y se vende en el máximo del día anterior menos un tick. Este patrón funciona particularmente bien con los futuros del S&P.
 
Yo le he añadido un toque al método que puede resultar muy rentable con las acciones. Lo llamo ¡Whoops! La principal diferencia es que, por definición, la mayoría de las acciones no se mueven al alza o a la baja tan rápidamente por la emoción de la mañana como lo hacen los futuros del S&P. No obstante, de hecho, muchas acciones sí saltan al alza en la apertura sin superar el máximo del día anterior. La acción se dará la vuelta inmediatamente, engañando a todos los que tuvieron el infortunio de verse arrastrados en el movimiento de apertura.
 
Por ejemplo, el martes 9 de abril, 1996, Oracle saltó en la apertura 50 céntimos (un “salto” se define como una subida prácticamente inmediata en la apertura de una acción). La acción se giró a la baja en menos de media hora y llegó a bajar 3,50 unas pocas horas después. En este caso, la acción ya estaba en una tendencia bajista durante la sesión anterior y había cerrado débil. Los brókers, incómodos con las acciones de Oracle en su inventario con las que se vieron atrapados en el cierre del lunes, podrían haber buscado subir el precio de la acción en la apertura del martes, causando así el salto de por la mañana.
 
Este tipo de vuelta en la mañana es especialmente prevalente en las acciones con tendencia. Por ejemplo, cuando una acción está en una fuerte tendencia bajista, los brókers orquestarán una subida rápida a primera hora vía comentarios positivos, aumentos en las previsiones de beneficios, cambios a opiniones positivas, etc. (Un amigo mío las llama “historietas de un montón de mi_ _da”). Cuando esto ocurre, los que están cortos se ponen nerviosos por su primera impresión de la subida por la mañana y compran acciones para cubrir sus posiciones. ¿Y quiénes venderán a esos cortos? Así es, ¡los brókers que orquestaron la subida original! La subida asusta a los cortos, los brókers vacían sus inventarios vendiendo a los cortos nerviosos y, a continuación, a medida que la sesión avanza, vuelve la debilidad del día anterior y los precios continúan su bajada. Si la acción entonces pasa a negativo durante el día, entonces los largos se ponen nerviosos. Llegados a ese punto, el soporte se ha vuelto débil y se puede desencadenar un movimiento precipitado. Al bróker ya le da igual; su inventario ha sido liquidado a precios relativamente altos, que fue lo que consiguió con su acción de por la mañana.
 
¿Cómo podemos beneficiarnos de un patrón Whoops? Éstas son las reglas:
 
Para las ventas en corto
 
1.      La acción debe estar cotizando por debajo de sus medias móviles de 10 y 50 días.
2. El cierre del día anterior debe quedar por debajo de la apertura.
3. La apertura de hoy debe estar al menos 25 céntimos por encimadel cierre de ayer.
4. Vender en corto 13 céntimos por debajo del cierre de ayer.
5. El riesgo máximo inicial es 1 punto.
6. Si salta el stop, volver a entrar en el punto de entrada anterior (sólo hoy).
7. Si la acción se mueve fuertemente a su favor, mueva el stop a 13 céntimos por debajo del precio de entrada; una acción que rebote hasta pasar a positivo en el día podría estar preparándose para una vuelta y no querrá dejar que el beneficio se convierta en una pérdida.
 
No hay reglas de compra para los Whoops. Recuerde que, según los brókers, las acciones sólo suben, por tanto las malas noticias son irrelevantes.