Las bolsas europeas, se mueven a estas horas moderadamente a la baja, y dentro de su eterno lateral acostumbrado, mirando con desconfianza a Wall Street que ayer dio el susto.
 
El desplome brutal de Ericsson tras avisar de que sus resultados van a estar muy por debajo de lo esperado, está siendo clave.  Está en mínimos de 8 años, la tecnológica sueca. Y es que al aviso hablaba de una caída del beneficio del 94%, ahí es nada. Contagia a la finlandesa Nokia que cae cerca del 5%.
 
Hay bastante cautela igualmente, ante el hecho de que a las 20h00 se leen las actas de la última reunión de la Reserva federal en EEUU. Y tal y como están las cosas, con los tipos, con los futuros sobre fondos federales descontando al 75% un alza en diciembre, los mercados van a escudriñar cada palabra de las dichas en la reunión.
 
Otro tema que preocupa a algunas manos fuertes, aunque no ha trascendido demasiado al gran público, es la situación en Asia.
 
Por un lado tenemos la muy fuerte devaluación del yuan. Está a mínimos de 6 años. Y cae día a día. Hay que recordar que un nivel mejor que este provocó el gran desplome bursátil de agosto de 2015, aunque ahora, de momento se le hace menos caso. Y claro, con una moneda tan débil, las salidas de capitales de China son constantes, como puede verse en el gráfico adjunto. Y con la globalización actual, cuando les va mal a ellos, se contagian muchos.

s1


Y todos estos problemas con la divisa china, coinciden en el tiempo con un desplome muy duro de las bolsas de Tailandia y de su moneda el bath. Ojo que esta mañana caída nada menos que el 6,8% con el dólar en una sola jornada. Vean este gráfico.

s2


Les puede parecer que eso está muy lejos y no afecta, pero los que sean veteranos como un servidor, se acordarán del desplome en todos los mercados que se produjo en los 90, cuando estas divisas de tigres emergentes asiáticos empezaron a caer. La que se lio fue de las buenas. Y desde luego los problemas de la divisa china no ayudan. El problema parece de momento local, mala salud del rey y problemas políticos, pero los contagios en estos países suelen ser rápidos.  En aquella ocasión también la primera en caer fue la moneda de Tailandia, y también se dijo que era algo local sin importancia. Vean esta cita de la Wikipedia:
 
La crisis financiera asiática fue un período de dificultad financiera que se apoderó de Asia en julio de 1997 y aumentó el temor de un desastre económico mundial por contagio financiero. También conocida como la crisis del Fondo Monetario Internacional, comenzó el 2 de julio de 1997 con la devaluación de la moneda tailandesa. Por efecto dominó, le sucedieron numerosas devaluaciones en Malasia, Indonesia y Filipinas, lo que repercutió también en Taiwán, Hong Kong y Corea del Sur. Sin embargo, lo que parecía ser una crisis regional se convirtió con el tiempo en lo que se denominó la "primera gran crisis de la globalización",1 y existe una gran incertidumbre sobre la verdadera magnitud del impacto de sus efectos en la economía mundial. Sólo durante las primeras semanas un millón de tailandeses y 21 millones de indonesios pasaron a engrosar las filas de los oficialmente pobres.2
 
Por si acaso, le seguiremos echando un ojo al tema.
Mientras una inversión interesante podría venir del petróleo. Vean este gráfico de Goldman, donde analiza su situación técnica:

s3

 
Al margen de los estudios de ondas que hace Goldman, yo lo que veo ahí, es un hombre cabeza hombro invertido de los buenos. Lleva casi 2 años formándose. Goldman cree que si rompe al alza 52,30 puede subir mucho a 64,81. Pues al margen de ondas, por el HCH invertido a largo plazo incluso podría ser bastante más. Muy interesante, si bien, este tipo de figuras hay que tener paciencia y esperar a que se confirmen con claridad. Evidentemente como dice Goldman si no pasa de la zona dicha, puede darse la vuelta y bajar algo. En la zona de 65-70, si algún día llegara todo el mundo dice que hay un aluvión de papel esperando, no parece fácil pasar. Incluso un bróker decía que puede estar 10 años sin pasar de 70.
 
Al que hay que vigilar de cerca, después de lo que hizo ayer es al S&P 500, veamos su gráfico diario:
 
s4


Como vemos está amagando con romper un triángulo que duraba mucho, aún no está confirmado del todo, pero al final lo hace perdiendo la línea verde que es la media exponencial de 100, es peligroso, porque los triángulos tienden a romperse con violencia, podría irse a la media de 200 que es la línea roja. Si vuelve a meterse con rapidez por encima de la media, pues seguiremos igual en lateral. La verdad que es lleva muchos meses casi sin moverse, exactamente desde que como avisamos en su momento en la sección de mundo hedge fund, las manos fuertes cerraron sus largos y pasaron… a pasar… porque pasan del mercado desde entonces, ni largos ni cortos, simplemente neutrales. Desde que se fueron el mercado se ha limitado a vegetar y a marear la perdiz.
 
Las elecciones preocupan más de lo que parecen ahora mismo, recuerdo lo que comentábamos esta mañana, no es solo la cuestión presidencial sino que las bolsas no quieren cambios en el Congreso de EEUU. Y desde luego tampoco quieren a Trump, que sigue lejos en los sondeos, pero claro, tampoco es imposible. Según el Wall Street Journal, están 50% para Clinton y 40% para Trump. Después de lo que pasó con el Brexit y los sondeos, la gente no se queda nada tranquila, hasta que no se confirmen los hechos…
 
La verdad es que hace mucho que nadie se fía de nada, y si no vean este gráfico

s5

 
Como ven los valores menos arriesgados, están muy caros comparados con los más arriesgados, especialmente en Europa, señal inequívoca que las manos fuertes no se fían mucho del panorama actual.