Sesión de ida y vuelta donde han puesto a prueba el rango de la jornada pasada por la parte inferior y superior sin que se consolide la ruptura. La superación de 9.041 / 9.021 favorece un giro a corto plazo.  
 
Jornada difícil para el trading pero que nos deja una buena dosis de información. La sesión se ha divido en dos partes, una primera donde se ha llegado a perder el mínimo de ayer para posteriormente girar con fuerza al alza. En la segunda parte, el ataque ha sido al máximo de ayer que también ha terminado con un giro contundente a la baja y una ruptura falsa.

A favor encontramos que el precio busca apoyo en torno a los niveles actuales y comienza a “estabilizarse” permitiendo que asistamos a una pérdida gradual de momento negativo que permite que el oscilador MACD consiga deshacer la dinámica de máximos decrecientes en gráfico horario.
 
Ibex 35 en gráfico de barras de 5 minutos

Fuente: VisualChart y elaboración propia

En contra, tenemos que la “estabilidad” es relativa y solo llevamos un par de sesiones en rango. Hablar de estabilidad es difícil cuando el índice se ha movido 225 puntos entre máximo y mínimo de sesión que representan un rango diario de 2,5 puntos porcentuales. Una volatilidad que obviamente se aprecia en todos los marcos temporales y que no tiene vistos de reducirse a medida que nos aproximamos a la temporada de resultados del 4T15.   
 
Ibex 35 en gráfico de 60 minutos con rango de variación media en términos porcentuales y oscilador MACD

Fuente: VisualChart y elaboración propia

En este entorno, los largos a favor de un rebote tienen que esperar. Al menos debemos asistir a una ruptura de los máximos de hoy y ayer, 9.041 / 9.021, para plantearnos este lado del mercado y buscar un posible giro al alza en la tendencia de corto plazo. Mientras tanto, la tendencia a corto plazo continúa siendo bajista y el riesgo reside en vuelta a la zona de mínimos anuales, 8.836 / 8.816.