Ya avisábamos en la actualización correspondiente a la apertura de hoy que, conforme se aproximase la rueda de prensa de Mario Draghi, la volatilidad haría acto de presencia (ver: “Tensa calma a la espera del BCE”). Posteriormente, tras anunciar Draghi sus medidas y dispararse al alza el mercado en contra de nuestra previsión, exponíamos que debíamos seguir siendo precavidos porque los bruscos movimientos de ida y vuelta no nos permitían tener una idea clara de lo que verdaderamente piensa el mercado. Viendo el cierre de sesión, actuábamos bien porque todos los fortísimos avances, se han disipado por completo, de hecho, los grandes índices de Europa cierran la jornada con un descenso medio del -1,28% liderado por el índices director DAX 30 de Alemania. Nuestro selectivo IBEX 35 es el único de ellos que es capaz de cerrar en positivo con un ínfimo avance del +0,07% hasta los 8.766,9 puntos.
 
IBEX 35 en gráfico de 15 minutos MACD (ventana central) y volumen de negociación

Fuente: Visual Chart y elaboración propia.


Poco dura la alegría en la casa del pobre, dicen, y eso es lo que podríamos pensar del índice IBEX 35 bajo estudio tras ver lo sucedido en la jornada de hoy. Fuertes movimientos de ida y vuelta para, finalmente, no ir a ningún lado. De la fiesta al bajón, como cuando alguien apaga la música mientras mejor nos lo estamos pasando.

En realidad, no sorprende los movimientos vistos per se, ya exponíamos hace unas horas que el rango lateral intradiario de las últimas jornadas sería perforado con casi total seguridad una vez se aproximase en el tiempo la rueda de prensa de Mario Draghi, lo que sorprende es que pese a haber expuesto medidas sorprendentes, el mercado termina por caer.

Este movimiento evidencia un entorno débil en el que a lo largo de la apertura de mañana podemos volver a poner en riesgo la viabilidad del soporte significativo de los 8.668 puntos tras dibujar un tramo final de sesión fuertemente bajista que ha terminado por resolver a la baja el nivel de los 8.897 puntos. (ver: “Draghi reparte confeti y anima la fiesta”)

En escala diaria -ver gráfico inferior- la vela de hoy vuelve a poner sobre la mesa un riesgo bajista que, milagrosamente, no se ha producido tras la vela de ayer. En este sentido, volvemos a incidir en una vela con una amplia sombra superior o karakasa invertida que aparece al final de un impulso alcista, a lo que debemos añadir resistencias de corto plazo y lecturas de sobrecompra acumulada, tal y como proponíamos ayer.

Tras lo acontecido hoy, con un Mario Draghi que ha salido a la palestra a poner toda la carne en el asador y ver finalmente cómo los principales índices bursátiles cierran la sesión, el sesgo bajista de las últimas sesiones, quedan aún más reforzadas con la vela de hoy. Si hoy no han sido capaces las compras de dar un golpe sobre la mesa y dar fiabilidad a su rebote de corto plazo, difícilmente lo podrán hacer en las próximas jornadas tras las velas que estamos desplegando a lo largo de la presente semana. Al final, mucho ruido y pocas nueces.
 
Webinarios gratuitos para invertir
El departamento de análisis de Estrategias de Inversión realiza una serie de webinarios gratuitos para conocer las Acciones Españolas, Europeas y de EEUU que más nos gustan, así como un webinario sobre Indicadores técnicos.
IBEX 35 en gráfico diario con Estocástico (ventana central superior), MACD (ventana central inferior) y volumen de negociación

Fuente: Visual Chart y elaboración propia.
                                                                                                                                                                                                                                                                     

Las bolsas se la juegan.

El Rally de fin de año y rotación de sectores , las bolsas se la juegan en Diciembre y Enero.

El FMI prevé un rebote del crecimiento mundial del 5,2% en 2021 y del 4,2% para 2022. Según sus estimaciones, el PIB de las economías avanzadas se elevaría un 3,9% el próximo año y un 2,9% en 2022 y, dentro de éste, la zona euro repuntaría un 5,2% y un 3,1% en línea con lo que haría EEUU. No se puede prever con exactitud si los crecimientos del próximo año rondarán estas cifras, pero traerán consecuencias.

Los movimientos corporativos, la evolución de las divisas y las politicas de los bancos centrales moverán y mucho los mercados, ya que los inversores institucionales van a rotar carteras hacia sectores con más potencial y menos riesgo.

Descúbrelo aquí