La compañía ha protagonizado la segunda mayor venta de deuda corporativa en lo que va de año en Estados Unidos para financiar parte de la compra de Micros Systems.
Con concreto, Oracle ha vendido bonos por un importe de 10.000 millones de dólares. La cifra sólo es inferior a los 12.000 millones de dólares que colocó Apple el pasado mes de abril. (Ver comunicado a la SEC)

Además de pagar la compra de Micros, que se cerró en algo más de 5.000 millones de dólares el pasado mes de abril, la compañía ha anunciado que utilizará ese dinero para retribuir a sus accionistas a través de recompra de acciones, dividendos o refinanciación de deuda.

No sería la primera recompra de Oracle en el año, ya que ha gastado 2.000 millones de dólares en retirar acciones en febrero y mayo.

La operación se ha concretado con la venta de varios paquetes de títulos de distintos vencimientos, que van desde los 3 a los 30 años.

Tras la adquisición de Micros, Oracle se deja aproximadamente un 5% en bolsa, aunque acumula una revalorización de más de un 6% desde que comenzó el ejercicio.


Oracle en bolsa

Los Indicadores Premium de Estrategias de Inversión le dan una puntuación al valor de 6 puntos, en una escala que va del 0 al 10. Este número muestra que la compañía está en fase de consolidación.

En concreto, Oracle se encuentra instalada en una tendencia de largo plazo alcista. Además, su volatilidad a largo y medio plazo es alcista. Sin embargo, entre los puntos menos positivos para el valor destacan que la tendencia a medio plazo es bajista y que el volumen de contratación en cualquier plazo tiene a ser decreciente.

Indicadores Premium de Oracle


Si quieres recibir alertas cuando Oracle cambie de ciclo bursátil, pinche aquí.