El Ibex vuelve a desinflarse a última hora con el nuevo intento fallido de rebote en el petróleo y en los índices de EEUU. La tendencia de corto plazo continúa siendo bajista.
 
Tercera sesión consecutiva con el mismo patrón. El Ibex 35 experimenta una recuperación en la primera parte que se volatiliza en la segunda parte de la jornada a medida que los índices de EEUU pasan del verde al rojo ante un petróleo que no consigue rebotar con contundencia desde los 30 USD por barril.

El máximo queda en 9.074 unos puntos por encima del máximo de la jornada pasada y nos deja una nueva ruptura falsa de máximos con datos intradiarios. El precio de cierre, similar al de ayer y en la mitad del rango en el que llevamos inmersos la semana.
 
Ibex 35 en gráfico de barras de 5 minutos
Fuente: VisualChart y elaboración propia

La “estabilidad” de las últimas sesiones continúa escribiéndose entre comillas. El rango de variación entre máximo y mínimo del día vuelve a rondar los 200 puntos que representan más de 2 puntos porcentuales.

A la vez, la última caída de la jornada deja mal sabor de boca en gráfico de 60 minutos. La volatilidad a corto plazo permanece en niveles elevados y amenaza con superar máximos significativos previos subiendo un nuevo escalón. Mientras tanto, el oscilador MACD se gira a la baja.
 
Ibex 35 en gráfico de 60 minutos con rango de variación media en términos porcentuales y oscilador MACD

Fuente: VisualChart y elaboración propia

Sin el permiso de EEUU y el petróleo parece difícil un intento de rebote y la volatilidad elevada dispara el ruido haciendo poco fiables las rupturas intradiarias. Los cierres de sesión adquieren un valor doble y la operativa tiene que ser bien meditada.

Los largos a favor de un rebote tienen que esperar mientras no asistamos a un giro contundente al alza. Mientras tanto las posiciones cortas tienen cabida a favor de la tendencia bajista de corto plazo. El riesgo reside en una puesta a prueba / ruptura de la zona de soporte 8.836 / 8.816.