La puesta a prueba / ruptura de la banda inferior del rango de las últimas sesiones favorece que la presión vendedora aumente por salto de stops y apertura de posiciones direccionales. Nos decantamos por una sesión bajista y la siguiente zona de apoyo la situamos en 9.293 / 9.270.

 

El Ibex 35 comienza la primera media hora de sesión con una barra negra de 60 puntos que supone tres veces el rango medio de variación actual. Un movimiento que se podría calificar de amplio en términos relativos pues nos encontramos en un contexto de volatilidad estableciendo nuevos mínimos interanuales.

El movimiento deriva en una puesta a prueba / ruptura de la banda inferior del movimiento en rango desarrollado durante las últimas siete sesiones y que se encuentra comprendida entre 9.421 y 9.413. El precio adquiere momento negativo a muy corto plazo y si continúa consolidando por debajo de soportes, lo normal es que la presión vendedora aumente a medida que se ejecuten stops y se planteen posiciones cortas direccionales.
 
Ibex 35 en gráfico de 30 minutos con Rango medio de variación en puntos, oscilador MACD y volumen de contratación
Fuente: VisualChart y elaboración propia

En este entorno, planteamos una sesión bajista mientras el precio no supere el máximo intermedio situado en 9.466. Por la parte inferior, el índice no encuentra apoyo significativo hasta 9.293 / 9.270 que coincide con una proyección a la baja del rango desarrollado en las últimas 7 sesiones.