El analista golpea fuerte en sus declaraciones al portal estadounidense. En base a un indicador concreto, la bolsa sufrirá un duro correctivo próximamente.
¿Cuándo va a comenzar una corrección en el mercado? Es una pregunta que hemos lanzado muchas veces y que no deja de ser para videntes. Sin embargo, a lo largo del tiempo aparecen expertos que se aventuran a predecir caídas en el mercado –después de los niveles de máximos que ha cosechado– en base a diferentes teorías.

Una de ellas es la que realiza Tom McClellan, autor del Informe de mercados McClellan, que considera, a través de una entrevista en Talking Numbers, que podría producirse un desastre en los mercados, ajustándose al indicador de Hindenburg Omen. Esta medida, que fue creada por el matemático Jim Miekka, es un indicador que los analistas técnicos utilizan a menudo para predecir caídas en las bolsas.

Para que se produzca el Hindenburg Omen, dice McClellan, tienen que suceder tres cosas en un mismo día:

-Que el número de nuevos máximos de 52 semanas y de mínimos de 52 semanas sean mayores que el 2,8% de los avances y descensos en el parqué neoyorkino.

-Que el índice compuesto NYSE esté por encima del nivel que tenía hace 50 días hábiles.

-Que el Oscilador McClellan (un indicador que mide si el mercado está sobrecomprado o sobrevendido) esté por debajo de cero.

Hindenburg Omen Indicador


“Si se producen esas mismas circunstancias en el mismo día, entonces tenemos este Hindenburg Omen”, explica el analista. “Es bueno para 30 días, pero se invalida en cualquier momento en el que el oscilador McClellan se vuelve a ser positivo”, añade McClellan.

En este sentido, el experto dice que se produjo uno de esos “principios en esta semana”, que luego quedó invalidado, pero parece que se va a “producir de nuevo”. Lo cual sería peligroso de cara al futuro porque podrían terminar coincidiendo estas tres variables.

McClellan admitió que el Hindenburg Omen suele prever más problemas a menudo de los que en realidad “aparecen después”. “En septiembre tuvimos un gran aviso que luego se tradujo en las caídas de octubre”, señala el analista.