La Reserva Federal estadounidense elevó este miércoles los tipos de interés entre el 0,50%  y el 0,75%. Fue la primera subida en doce meses y la segunda en 10 años.

El movimiento estaba ampliamente descontado por el mercado. Lo que no se esperaban los inversores es que la Fed anunciase hasta tres subidas de tipos para 2017, ya que había proyectado aumentar las tasas en dos ocasiones durante el próximo año en su reunión de septiembre.

El nuevo calendario sorprendió a los mercados y provocó un nuevo impulso alcista en dólar que ha situado a la moneda estadounidense en máximos de 14 años. El índice dólar, que mide la fortaleza del billete verde frente a un grupo de 6 divisas mayores, se anotó ese mismo día una subida del 0,35%, de 101 a 102,40 puntos, situándose en niveles no vistos desde enero 2003.

El impulso de dólar envió al euro a su nivel más bajo en 21 meses, a 1,0468 dólares. Las caídas se calmaron en los últimos compases de negociación y la moneda única acabó cerrando la jornada justo en el soporte situado 1,0520 dólares.
El jueves el dólar continuó subiendo arropado por los sólidos datos macro. Las solicitudes iniciales de desempleo cayeron a 254.000, desde 258.000 de la semana anterior y frente a unas previsiones de 255.000.

El Índice de Precios al Consumidor subió a un ritmo interanual del 1,7%, desde 1,6%. Mientras que el índice manufacturero de la Fed de Filadelfia se disparaba a máximos de dos años tras situarse en 21,5 puntos, frente a unas previsiones de 9 y desde los 7,6 de noviembre.   

El índice dólar marcó un nuevo máximo creciente y alcanzó los 103,10 enteros, marcó el máximo intradía en 103,56, su nivel más alto desde diciembre de 2002. El euro perforó el soporte situado en 1,0520 dólares y acabó cerrando la sesión en 1,0419, marcó el mínimo intradía en 1,0366, su nivel más bajo desde enero de 2003.



En este momento el euro no tiene referencias de soporte hasta 1.0340 dólares, a mediados de 2003 esta zona funcionó como soporte, por debajo de este nivel, ya no se observan soportes sólidos hasta la paridad de las monedas.

El cruce euro-dólar ha cotizado en un rango lateral comprendido entre 1,15 y 1,05 dólares desde enero de 2015. La ruptura de la parte baja del lateral podría reanudar la tendencia bajista de fondo que se inició en 2008 desde 1,60 dólares. Desde entonces a día de hoy, el euro se ha depreciado un 35% frente al dólar.

David Pina
Analista Colaborador de ActivTrades.