El índice de referencia español IBEX 35, en su versión al contado, finaliza la primera jornada semanal con un avance del +0,62% hasta los 10.696,6 puntos, situándose solamente por detrás del índice MIB 30 de Italia entre los grandes índices europeos.

Los avances, pese a ser contundentes, se desinflan en la parte final de la sesión tras registrar un giro violento a la baja a partir del área de soporte, en escala temporal de cinco minutos, de los 10.761 / 10.756 puntos, punto a partir del cual el volumen de contratación aumenta de manera considerable.

IBEX 35 en gráfico de 5 minutos con MACD (ventana central) y volumen de contratación (ventana inferior)

En escala temporal diaria, la sombra superior registrada, junto con el bajo volumen de contratación, nos deja un sabor agridulce al cierre, dado que la cercanía de soportes claves como son los 10.622 / 10.564 puntos es un hecho incuestionable que sigue dando cierto miedo a las compras.

En este sentido, cuidado con la perforación de los mínimos de la pasada semana en el supersectorial bancario europeo analizado a lo largo de la actualización de apertura de hoy que podría terminar con la estabilidad con la que habían comenzado la semana los principales índices europeos en general, y nuestro selectivo IBEX 35 bajo estudio en particular.

IBEX 35 en gráfico diario con MACD (ventana central) y volumen de contratación (ventana inferior)